San Luis volverá a vivir de Primera
(Foto: Rodrigo Peña - VAVEL)

Después de tres años, desde su creación, Atlético San Luis desaparece del Ascenso MX, justo recién cumplidos, hace tres años se anunciaba que la franquicia de primera división saldría para Chiapas. 

Quién iba a pensar que tres años después, esa misma franquicia, la que hizo vibrar a miles de aficionados volverá a su casa, al lugar de donde nunca debió salir.

Y es que después de muchas negociaciones, en las cuales la familia Payán (propietaria del Atlético San Luis) tuvo alrededor de siete u ocho ofertas, en las cuales tenían ventaja Manuel Lobato al haber sido socio y donde llevaba ventaja grupo Comex al haber puesto la mejor oferta sobre la mesa, finalmente Jacobo Payán Espinoza decidió dejar todo esto a un lado y dar paso a buscar la primera división. 

San Luis es tierra fértil; que llegue gente con conocimiento del balón

Y sí, tal vez suena descabellado y no del agradado de muchos pero la realidad es que la familia Payán le está tirando a lo grande y arriesgándose a quedarse sin nada en el último momento, -cosa que es difícil que pueda pasar-, lo que tendremos que reconocerles es que a pesar de cientos de dificultades han apostado a tener futbol en suelo potosino. 

Donde estuvieron prácticamente solos durante tres años, al vérseles negado algunos patrocinios y apoyos por parte del antiguo gobierno; la misión no fue fácil, es por eso que se vieron obligados a dar un paso al costado con su franquicia del Ascenso MX. 

Pero para sorpresa de muchos, esa deseada franquicia hoy está a nada de regresar a San Luis Potosí, donde se espera se haga el arribo con gente preparada y con conocimientos de futbol, donde además de tener un capital sólido se pueda cumplir con la operatividad necesaria. Sin duda, San Luis es tierra fértil, donde se esperan muchas cosas para una afición que tiene sed de un equipo digno de la ciudad que representan. 

Por otra parte, quisiera compartirles mi agradecimiento a la gente que pasó en tres años por el Atlético San Luis donde tuve cientos de cosas lindas, buenas y malas, con recuerdos extraordinarios, un equipo que pude cubrir a diario, muchos sueños hechos realidad; a hoy solo me quedo con lo bueno porque lo malo se desecha, gracias por días de mucho aprendizaje y felicidad porque hay personas que se quedarán presentes por siempre. Simplemente gracias.

-Columna de opinión de la corresponsal en San Luis.

VAVEL Logo