Huele a Liguilla
(Foto: Goal.com)

Sí, no hay título más trillado para la jornada 17 del futbol mexicano que la famosa frase “huele a liguilla” pero la verdad es que sí es cierto. Hay equipos como Necaxa, Pumas, Toluca, León y Monterrey que aún tienen esperanzas de pasar a la fiesta grande. Equipos que tuvieron un paso de irregular a malo pero que la benevolencia del campeonato les permite jugarse todo en 90 minutos y chance, de rebote, estar en posibilidad de pelear el campeonato.

Entre el sexto lugar de la tabla (Necaxa) y el décimo (Monterrey) hay tres puntos de distancia, un triunfo y una mezcla de resultados daría el pase a unos y la despedida para otros, destacando que para los regios es un fracaso desde ahorita ser finalistas en el torneo inmediato anterior y ahora estar sufriendo por conseguir la invitación.

Por lo increíble que parezca, los Rayados tienen casi el mismo plantel que quedó subcampeón y ni así ha podido mantener una regularidad con Antonio Mohamed al frente.

En la parte de arriba de esta tabla, Tijuana es totalmente lo contrario, después de no ganar un solo partido de local en Apertura 2016, este fin de semana terminará primero de la clasificación general. Gran trabajo de Miguel Herrera al frente de los canes para mostrar una cara distinta, hoy en día son el mejor equipo del país pero de nada sirve si en la Liguilla les tiemblan las piernas y no saben hacer valer su localía en los juegos de vuelta, lo cual es clave.

Pachuca, sin hacer mucho ruido, es segundo lugar en el escalafón, mostrando que los jóvenes sí pueden hacer grandes trabajos en poco tiempo. Está llamado Pachuca y, a lo mejor Chivas, las grandes canteras del futbol mexicano; aunque mi ficha es para los Tuzos, ya que tiene jugadores generados desde esas fuerzas básicas de mejor calidad y gran proyección a futuro, como es el caso de su estandarte Hirving Lozano.

Tigres, Guadalajara y América tuvieron 16 fechas para caer, subir, estabilizarse en la medianía del empate, volver a caer, volver a subir, en ese subibaja de marcadores que tuvieron en Ignacio Ambriz a la única víctima de esta oleada de marcadores, y en las figuras de Ricardo Ferreti y Matías Almeyda la cara del apoyo total de sus directivos, de acuerdo a los resultados esperados desde el inicio del torneo. No sé si ello indica que o en América se exige mucho o en la Sultana del Norte y la Perla Tapatía son muy conformistas, porque entre Tigres que es tercero y las Águilas que son quintos sólo hay tres unidades de diferencia.

Así pues, las cartas están echadas en el destino y sólo hay cupo para ocho vaqueros a enfrentarse en eliminación directa. Sólo uno levantará la Copa y no, otra vez no será el Cruz Azul.

Botepronto: 4 de 6 puntos en Hexagonal no está mal considerando que fue de visitante y ¡qué visitas! A Panamá ya no se le minimiza. Si ganas y juegas mal, malo; si pierdes y juegas bien; malo. A algunos nada les embona.

VAVEL Logo