Mal debut de la tecnología de video en el Mundial de Clubes
Foto: Twitter

Por primera vez en la historia del fútbol, una decisión arbitral ha sido decretada tras el análisis de un video. El partido de la primera semifinal del Mundial de Clubes Japón 2016, entre Atlético Nacional y Kashima Antlers, será recordado como el primer encuentro en donde la tecnología por medio del video, permeó de manera directa en el resultado de un partido de fútbol.

El juego siguió 45 segundos antes de marcarse el penal

La escuadra japonesa se puso al frente en el marcador, tras convertir un penal marcado aproximadamente dos minutos y medio después de que la falta ocurriera. En tal intervalo de tiempo, tras un tiro libre que presuntamente no derivó en nada por parte del Kashima, el balón siguió en juego con normalidad por un aproximado de 45 segundos, salió del campo, el ‘asistente de video’ informó al árbitro central del partido –Viktor Kassai– con respecto a una potencial falta en el área colombiana y éste, tras revisar el video, terminó decretando la pena máxima.

La poca naturalidad en el proceder de la decisión, ha dejado más dudas que certezas con respecto a la real valía de la tecnología, al menos como FIFA ha decidido aplicarla en esta segunda etapa (recordando que la primera etapa fue alusiva a la línea de gol y ya fue aplicada en la Copa del Mundo de Brasil 2014).

Poniendo en contexto la situación, esos 45 segundos de gracia que tuvo el penal antes de ser descubierto por el árbitro, por la naturaleza del juego, bien pudieron haber sido suficientes para que Atlético Nacional se pusiera al frente en el marcador. Luego entonces, decretar un penal tras casi un minuto de juego posterior a haber sido cometido, amenaza con suscitar conflictos en situaciones donde, efectivamente, el balón termine comprometiéndose con alguna jugada de realce (un gol, un penal, un tiro libre directo o una falta meritoria de expulsión) en el frente contrario.

Por lo pronto, Kashima Antlers ha sido el primer equipo beneficiado por esta segunda etapa de la tecnología en una jugada que, yendo a lo estrictamente reglamentario, terminó siendo juzgada de manera correcta como penal (aunque también ha generado polémica por un presunto fuera de juego de un jugador japonés en la jugada). A la postre, Nacional se encargó de fallar una serie de llegadas muy claras (quizá mermados anímicamente por la decisión sin precedentes que el partido presenció) y los japoneses terminaron llevándose un autoritario triunfo de 3-0 que los ha colocado en la final del certamen, esperando al rival que saldrá del juego entre América y Real Madrid.

Si bien la tecnología ha sido exigida en este fútbol moderno que cada vez hace más compleja la labor de los árbitros, ciertamente tendrá que irse puliendo de cara a no dejar con tantas dudas como las que ha dejado en su debut en este Mundial de Clubes. En caso de que el precedente de hoy entre japoneses y colombianos (y el ahora histórico árbitro húngaro Viktor Kassai) no invite a la mejora del proyecto, cuesta trabajo pensar que el vídeo será bien aceptado por el mundo del fútbol.

VAVEL Logo