La quinta se bordó por Dueñas y Guzmán
(Foto: Record)

Con un final de locura, Tigres se corona campeón del futbol mexicano al vencer al América en penales (3-0) luego de haber empatado 1-1 tras 120 minutos de partido. De esta forma, los regios obtienen su quinto título en el futbol mexicano.

Pese al gran ambiente que se vivía en el Estadio Universitario, el partido no encontraba ritmo en el inicio del mismo, pues ambos equipos se preocupaban más por no recibir gol que por anotar.

Tuvieron que pasar 55 minutos del encuentro para que ambos equipos recordaran que se trataba de una final, pues Oribe Peralta dejó ir una jugada clara de gol, en la que no pudo hacer un buen contacto con el esférico estando a pocos metros de la portería y con Nahuel Guzmán vencido.

Tres minutos más adelante, el Voclán se unió en un grito de protesta hacia el árbitro luego de que Rubens Sambueza cargara por la espalda a Ismael Sosa dentro del área, lo que parecía un penal a favor de los locales; sin embargo, Jorge Isaac Rojas no juzgó lo mismo y dejó correr las acciones.

Por si fuera poco, a penas después de esa jugada en la cuál el silbante no pitó una pena máxima, Michael Arroyo cometió una falta durísima sobre Ayala, en la cuál alzó el pie y planchó al defensor de Tigres.

No fue hasta el minuto 67 cuando se presentó la primera oportunidad de gol para el equipo de Ricardo Ferretti, cuando después de un centro, hubo un cabezazo dentro del área americanista y la pelota fue a dar en el larguero.

Gignac también estuvo cerca de abrir el marcador a los 82 del tiempo corrido, pues recortó hacia el centro, alzó la cara y al ver la posición de Moisés Muñoz, sacó un derechazo que se estrelló en el travesaño.

Justo cuando llegaba el minuto 90, Jorge Torres Nilo fue expulsado ya que derribó a Renato Ibarra en una jugada en la que el ecuatoriano estaba a punto de arrancar y dejar atrás al lateral regio, por lo que el ‘pechu’ se barrió y fue amonestado por segunda ocasión en el partido.

​Fue hasta el minuto 95 del primer tiempo extra que Edson Álvarez, el juvenil del América que no había tenido participación con el equipo hasta la llegada de La Volpe, remató de cabeza un tiro de esquina a favor de las ‘águilas’ para poner al América adelante en el marcador.

Posterior al gol el cuadro de San Nicolás de los Garza buscó el empate con una mayor intensidad y esta vez el arbitraje jugó a su favor, pues Rubens Sambueza, que estaba amonestado, cometió una falta innecesaria e Isaac Rojas le mostró el segundo cartón amarillo, por lo que a falta de 18 minutos para el final, ambos equipos se quedaron con 10 jugadores en el césped.

La gota que derramó el vaso fue un intercambio de palabras entre La Volpe y Gignac, que provocó una batalla campal entre las dos plantillas, tanto los jugadores de campo, como los que se encontraban en la banca en la cual hubo incluso golpes. Goltz, Rivas, y Ventura Alvarado que estaba en la banca fueron expulsados tras la riña.

Luego de la bronca y ya en el segundo tiempo extra, Tigres siguió con su búsqueda para igualar el marcador, y Jesús Dueñas a falta de un minuto para cumplir los 120, remató de cabeza dentro del área un centro de Damm y puso el empate en el partido para mandar a los penales el partido.

Ya en la tanda, Tigres abrió con Gignac quien cobró de gran forma para vencer a Muñóz, por América comenzó William, quién falló gracias a una tremenda atajada de Guzmán.

Posteriormente Juninho colocó el 2-0 en los penales, y Silvio Romero mandó su disparo al medio, pero también fue tapado por el arquero argentino. Finalmente, Pizarro anotó el 3-0 definitivo, ya que Nahuel apareció una vez más al atajar otro penal más, en esta ocasión a Güemez.

De la mano de Dueñas y Guzmán, Tigres consiguió la tan ansiada 'quinta', y obtiene revancha de la final del Apertura 2014, cuando América los venció hace dos años.

VAVEL Logo