Cabezazo de Diego Reyes para que México siga de líder en el Hexagonal
Reyes fue el único anotador del partido | Foto: Sopitas

La cuarta jornada del Hexagonal Final, le otorgaba a México la suerte de viajar a Puerto España para enfrentar a su similar de Trinidad y Tobago, que marcha en la parte baja de la tabla. Con un desarrollo ríspido en la mayoría de los minutos, México sacó el triunfo por la mínima diferencia con lo que se mantiene por semanas consecutivas en el liderato del Hexagonal Final y más cerca que nunca de Rusia 2018.

Propuesta interesante que presentó Osorio con la tricolor, al poner una línea de tres centrales y dos carrileros que estuvieran subiendo, poniendo como mediocampista abierto por izquierda al comúnmente titular lateral izquierdo Miguel Layún. Esto dio a México solidez atrás y buen ataque por las bandas, aunque dejaban la responsabilidad en la contención solo a Molina, provocando que Diego Reyes tuviera que subir a ayudarlo. Hubo jugadas de gran peligro en los diez primeros minutos del partido para ambas escuadras, pero que no pudieron concluir en gol.

Fue la Selección Mexicana quien tuvo la más clara de toda la primera etapa y la primer jugada de peligro en el juego. En jugada de tiro de esquina cobrada por el sector derecho mandaron centro para que rematara Héctor Moreno en el área chica, pero los reflejos de Williams impidieron que se abriera el marcador al minuto 8’. Jugada posterior, Trinidad estuvo a punto de abrir con una jugada de Kenwyne Jones, donde estuvo atento Alfredo Talavera.

Contadas opciones de peligro se dieron en la primera etapa después del frenético minuto ocho donde cualquiera pudo haber metido gol. Los mexicanos tuvieron un centro interesante de Jiménez a Chicharito, pero el “14” no pudo dar dirección a portería para causar inquietud. Trinidad anotó un gol antes de los 20 minutos con Jones, pero la acción fue invalidada, aunque en la repetición se observó un claro error arbitral y tuvo que haberse dado la anotación. Con esto se fueron los primeros 45 minutos de acción en la cancha del Hasely Crawford con un empate sin anotaciones.

Para la segunda etapa hubo un cambio de actitud por parte de los Aztecas y apenas en el primer minuto del complemento, estuvieron cerca de abrir el marcador con un disparo de Héctor Herrera que fue al poste. La presión siguió por parte del conjunto de Osorio, aunque el ritmo decayó un poco después de una dura falta por Molino sobre Salcedo donde se calentaron los ánimos.

Después de este altercado de mexicanos y trinitarios llegó la jugada que cambio el partido. Tiro de esquina cobrado por la derecha donde se levantó de gran forma Diego Reyes para abrir el marcador al minuto 57. Esto daba la tranquilidad necesaria para que pudieran manejar los últimos 30 minutos de partido ante un desordenado Trinidad.

Jugó el combinado Azteca lo que quedaba en el partido con la desesperación del rival, que tuvo la salida sorpresiva de su delantero y capitán Jones con lo que dejaron de tener presencia en el área rival. México transitó por el campo y cometiendo algunas faltas para frenar el ímpetu de los trinitarios. Los locales no pudieron y terminaron cayendo en su casa, con este resultado el Tricolor llega a diez unidades en cuatro partidos disputados en el Hexagonal Final.

VAVEL Logo