Las deudas felinas en plano internacional
(Foto: El Mañana de Reynosa)

Una vez más Tigres se quedó en la orilla de la trascendencia internacional. El conjunto regiomontano cayó en la Final de la Concachampions ante los ‘Tuzos’ del Pachuca con marcador global de 2-1 y con esto se le fue la oportunidad de asistir al Mundial de Clubes, torneo que se ha convertido en una obsesión en cierta parcialidad del cuadro norteño.

Anteriormente, los auriazules habían tenido un par de chances de poder poner a la institución en el plano de la mira internacional como todo un Campeón.

La primera de ellas fue en el certamen de la Copa Libertadores del 2015, sorprendiendo a propios y extraños y llegando a la Final ante River Plate, a pesar de lo criticado que había sido Ricardo Ferretti por despreciar certámenes internacionales con anterioridad.

Los felinos buscaban ser el primer equipo mexicano en ganar la justa continental y se vieron las caras con un cuadro argentino lleno de experiencia y conocimiento de dicho certamen.

La Ida terminó 0-0 en el “Volcán” y para la Vuelta, el conjunto regiomontano la terminó por pasar mal en el Monumental, llevándose una goleada de 3-0 con autoría de Lucas Alario, Carlos Sánchez y Ramiro Funes Mori.

La revancha no tardó en llegar pero ahora en la Concachampions. El destino le puso a Tigres como sinodal a otro equipo grande, en esa ocasión fueron las Águilas del América.

A sabiendas de que el enemigo íntimo de los felinos, los Rayados de Monterrey ya han participado en tercia de ocasiones en el Mundial de Clubes, Tigres buscaba asistir a su primera oportunidad en esa competencia, sin embargo, las cosas no se dieron del todo.

Los felinos cayeron con marcador de 0-2 en el primer capítulo de aquella Final, con tantos de los atacantes azulcremas, Darío Benedetto y Osvaldo Martínez.

Osvaldo Martínez celebrando su anotación en el Universitario | Foto: FIFA
Osvaldo Martínez celebrando su anotación en el Universitario | Foto: FIFA

Para el choque definitivo, a pesar de que André Pierre Gignac puso a soñar a la fanaticada tigre acortando la distancia en el global, Michael Arroyo y el propio 10 paraguayo sepultaron las aspiraciones de un título de CONCACAF para los norteños.

Este pasado miércoles el sueño se volvió a desvanecer en tierras hidalguenses y tendrá que ser hasta el año 2018 donde Tigres volverá a estar presente en la Concachampions y querrá definitivamente saldar una deuda muy pendiente que tiene con toda la afición ‘Incomparable’.

VAVEL Logo