Un sabio en Guatemala
(Foto: Víctor Gómez Mundo l VAVEL)

Un sabio en Guatemala

OPINIÓN l "Paciencia, prudencia, verbal continencia, dominio de ciencia; presencia o ausencia, según conveniencia". Lo dijo un exgobernador a lo jarocho pero que bien le acomoda la situación actual de Juan Carlos Osorio.

aser-oropeza
Aser Oropeza

Justo la semana que se convierte en total turbulencia en cuanto a temas políticos se refiere para el estado de Veracruz, sale a la luz un texto sevillano y repetido, a lo jarocho, por un excéntrico exgobernador que justo puede caber en la situación de Juan Carlos Osorio y su actualidad en la Selección Nacional de Futbol.

Paciencia: Y mucha de parte de la afición. El estilo de rotación del colombiano no va a cambiar, además de que los mismos jugadores no tan solo lo aprueban, sino que lo creen justo ya que incentiva a seguir mostrándose y asegura que en algún momento habrán de tener minutos en la cancha para justificar su convocatoria.

Prudencia: No pedir que sea destituido. A pesar de que los resultados no maravillan a nadie y tampoco serán muy recordados, el entrenador cafetero goza del gusto de quienes mandan en la Federación Mexicana de Futbol. Aunado a ello, también tiene más resultados positivos contra rivales de menor calidad, sí, pero suficientes para tener más ganados que perdidos, lo que le vale para promocionar una Selección  “ganadora” a los aficionados.

Verbal continencia: Habrá que medir las palabras sobre ¿para qué está el “Tri” en el próximo Mundial? Debemos aceptar que no se espera llegar al quinto partido con este mismo equipo, con esta misma generación. Esta generación que sólo alimenta ilusiones de lo que “puede ser posible” si se llega a conectar el equipo. Debemos ponerle más frío a nuestro corazón que una noche en Siberia. No hacernos ideas que avasallaremos, o que estamos para ser iguales a los chilenos. No en este ciclo mundialista. Dejar de repetir que es la mejor generación. Evitar por sobre todas las cosas emitir palabra alguna sobre lo que puede dar Giovanni dos Santos. Cerrar la boca y aceptar que el siguiente mundial pasaremos de fase de grupos, si bien nos va; porque este equipo no ha demostrado nada que pueda decir lo contrario.

Dominio de ciencia: Ya nos sabemos los trucos de la mercadotecnia deportiva. Ya sabemos que nos “venderán” las decenas de triunfos, que esta vez “ahora sí” México saldrá avante y dará el golpe de autoridad sobre la mesa. Los patrocinadores ya se relamen los bigotes porque saben de la cantidad de personas que ven los partidos de la Selección en un Mundial. Las empresas de viajes internacionales van calculando, con base en las estadísticas de la Copa Confederaciones, lo que pueden proyectar para el próximo año. Esa ciencia ya la dominamos, donde nos usan como consumidores sin cerebro. Dejemos de caer en ella.

Presencia o ausencia, según conveniencia: Del estadio Azteca, o de los estadios en Estados Unidos de acuerdo a los partidos del Tricolor. Desde la publicidad engañosa que les presentan a nuestros compatriotas del otro lado del río Bravo y que ponen en el cartel a Guillermo Ochoa o Javier Hernández, para terminar con “el Dedos” López y Alan Pulido, hasta los partidos sin trascendencia en suelo mexicano y que sólo son para recaudar dinero para la misma Federación. Habrá partidos importantes que es necesario el apoyo de los aficionados en el máximo escenario del balompié nacional, pero hay partidos, sobre todo en Estados Unidos, donde se les debería castigar con la ausencia de los “fans”, debido al bajo nivel que exhiben ambos equipos.

Y así, usando al filósofo de Córdoba, podemos advertir que al día de hoy Juan Carlos Osorio llegará a Rusia 2018, pero quien sabe si inicie el ciclo para Qatar.

Botepronto

Vean Sin Formato Deportes por la “fan page” de Facebook “Hechos Pelotas”, lunes, miércoles y viernes de 4 a 5 de la tarde. Ahí puede comentar en vivo y a todo color las opiniones de un servidor.

VAVEL Logo