Madriguera rojinegra jornada 9 Clausura 2018

Los rojinegros cayeron en la jornada 9 cuando recibieron el pasado viernes a Rayados, un gol de penal en los últimos minutos le dio los tres puntos a los regiomontanos

Madriguera rojinegra jornada 9 Clausura 2018
Madriguera rojinegra jornada 9 Clausura 2018

1. Partido por momentos parejo

Ambas escuadras se respetaban en el terreno de juego, se le debe reconocer a Atlas que por instantes jugaba al nivel de Monterrey, aunque esto no terminó por ser suficiente ya que en minutos finales se les escapó el punto de un empate que hubiera sido de oro.

2. Con 10 contra el subcampeón

Los tapatíos jugaron con 10 la mayor parte del partido luego de la expulsión de Milton Caraglio. Los dirigidos por Romano trataron de aguantar el marcador con inferioridad numérica frente a la escuadra subcampeona del fútbol mexicano.

3. Un Atlas que propuso

El equipo de Romano intentó buscar el arco de Rayados, aún le falta creatividad al Atlas, pues la mayoría de las ocasiones que los rojinegros tuvieron fueron tiros de larga distancia o un centro para que Caraglio lograra rematar, no se elaboraron jugadas con pelota dominada

Aunque no hubo casi jugadas en las que se combinaran los jugadores tapatíos, se vio a un Atlas que intentó, no a manera de conjunto, pero logró incomodar por lapsos a los regios.

4. Un capitán influyente

El capitán rojinegro, Rafa Márquez, provocó dos penas máximas y fue expulsado del campo en el segundo penal cometido, con el cual Monterrey se llevó la victoria. Las infracciones en área rojinegra terminaron otorgándole a Rayados la oportunidad de anotar, aunque no es para nada culpa total de Márquez, su actuación sí influye en la derrota.

5. La segunda fue la vencida

Nico Sánchez pudo darle la victoria a Rayados en la segunda oportunidad por conducto de la pena máxima para su equipo, el zaguero definió de manera correcta y a pesar de fallar el primer penal, el segundo fue el de los tres puntos.

6. La defensa vuelve a ser exhibida

La zaga defensiva del Atlas ha sido una avenida para los equipos rivales, Monterrey falló en la ejecución de la definición para anotar. El ataque regiomontano exhibió la debilidad y poca capacidad defensiva del equipo tapatío, si bien no terminaban en gol las muchas oportunidades que Rayados creó, finalizaban generando mucho peligro y preocupación para la defensa del Atlas.