Matías Almeyda: "No podemos regalar la copa"

Para el técnico argentino no hay excusa alguna, Chivas tiene que sacar un resultado favorable desde el juego de ida de los Cuartos de Final de la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Matías Almeyda: "No podemos regalar la copa"
(Foto: Ezequiel Gasca l VAVEL)

Para el técnico Matías Almeyda no hay excusa alguna, Chivas tiene que sacar un resultado favorable desde el juego de ida de los Cuartos de Final de la Liga de Campeones de la CONCACAF, y es por ello que deberán tomar con seriedad el partido donde enfrentarán al Seattle Sounders de la MLS es esta etapa del certamen.

Almeyda, mencionó que tratará cada partido de alternar jugadores para que todos y cada uno de ellos vean acción y tengan ritmo de juego para cuando sean tomados en cuenta puedan cumplir:

"A pesar de que tenemos un plantel corto voy alternando y todos son partidos importantes, el miércoles lo enfrentaremos con la gente que yo crea que está mejor para este partido más allá de los nombres, no podemos regalar la copa, pondremos lo mejor que esté para la ida", dijo.

El entrenador argentino puntualizó las ventajas que tiene su rival en turno, el Seattle Sounders, recalcando que no habrá confianza en los suyos al momento de salir al terreno de juego:

"Tomamos siempre a los rivales con mucho respeto, (Seattle) es un rival difícil con jugadores de experiencia y que marcan diferencias, pero confío en los jóvenes que tenemos nosotros y en nuestro funcionamiento, estamos confiados en que nos puede ir bien. Lo único que espero es que estén descansados los jugadores para rendir al máximo".

La travesía de Chivas para llegar a Seattle fue difícil, ya que viajaron alrededor de 10 horas, donde el equipo no descansó lo debido durante la trayectoria, sin embargo, esto no lo tomó a pretexto:

"No han descansado prácticamente los jugadores, requiere el campeonato y la copa no relajarnos, necesitamos sumar. Llegamos a las 12 de la noche. Bajamos dos veces, el avión era chico, todos apretados y en República Dominicana era otra cosa, el avión era más grande, más cómodo porque pudieron dormir y hay mucha diferencia entre cinco horas y hay una gran diferencia con ocho o nueve. No es pretexto".