Las negociaciones guerreras del renacimiento de la ilusión
Seis elementos reforzarán al equipo que en mayo se coronó por sexta ocasión. (Foto: Santos Laguna)

Las negociaciones guerreras del renacimiento de la ilusión

Los fichajes de Dória y Preciado se suman a las incorporaciones de Nervo, Castro, Orrantia y Herrera muestran el nuevo proceso de cambio que atravesarán los Guerreros en el Apertura 2018 para defender el título y demostrar su compromiso con la afición.

martin-bernal-montoya
Martin Bernal Montoya

Ante las salidas de futbolistas referentes del equipo, la directiva de Santos Laguna se tomó en serio el compromiso de ofrecerle a su afición a un equipo competitivo contratando a Matheus Dória y Ayrton Preciado, dos elementos sudamericanos que llegan con un cartel muy interesante a pesar de su corta edad.

Tras conseguir el sexto título, las partidas de Carlos Izquierdoz, Néstor Araujo y Djaniny Tavares marcaron la más reciente desbandada que realiza el conjunto de la Comarca para cerrar un ciclo luego de conseguir un logro deportivo. Por ello, la afición no se extrañó cuando se concretaron las salidas de dichos futbolistas, ya que están acostumbrados a dejar ir a sus ídolos porque el negocio del fútbol actual demanda proteger las finanzas y buscar mejores ofertas laborales para los jugadores que a fin de cuentas son empleados y a la vez, tienen anhelos y pretensiones económicas.

Teniendo esto en cuenta, se comprende la postura del club de sanear las finanzas internas y buscar darle salida a jugadores que quieren irse a buscar otros retos para salir adelante. En ese negocio de ganar-ganar, tanto el club como los futbolistas salen beneficiados regularmente en el aspecto económico pero no siempre en lo deportivo. Además, lo que siempre es seguro es que el aficionado es quien sale más perjudicado porque le quitan a sus figuras que seguía en el estadio o en la televisión. Pero hay que entender que un equipo (o institución) siempre va a ser más importante que un jugador (o entrenador) y que hay que apoyar al colectivo y no tanto a la imagen que pueda representar el talento.

Aplicándolo al caso del cuadro albiverde, la palabra ‘cambio’ ha sido aplicada con el paso del tiempo para renovar constantemente los planteles. Históricamente, los de la Laguna han constituido plantillas plagadas de buenos jugadores, que al ser el deseo de los demás clubs terminan emigrando. La gente ha culpado constantemente a la institución pero para que se dé una salida, ésta se lleva a cabo en común acuerdo con el elemento que se va.

En el presente, lo novedoso no es que se hayan ido jugadores significativos, sino que la directiva santista ahora sí “abrió la chequera” y se atrevió a traer jugadores codiciados en otras partes del mundo y con un cartel interesante tanto en su país de procedencia, dejando así de lado los fichajes de promesas que tal vez eran apuestas, pero que no siempre resultaban porque no representaban una garantía.

Ahí es dónde si se recalca el interés del club por apuntalar a un plantel que aunque mermado por las salidas, con las llegadas de Preciado y Dória pretende dar un golpe de autoridad en el mercado nacional y alzar la mano como campeón defensor para buscar el bicampeonato.

‘Ayrtinho’ viene como la contratación más cara e importante de la gestión del vicepresidente deportivo José Riestra para colocarse como uno de los fichajes más difíciles de traer a la Comarca Lagunera. Por ello, la etiqueta de estrella de Ecuador con el Emelec y su pasado en el futbol europeo han levantado la expectativa por parte de una afición que ve en él a un jugador con potencial de ´crack’.

El arribo del brasileño Matheus Dória sin duda alimentará la competencia interna en el plantel dónde se escaseaba de centrales y ahora se está sobre poblando la zaga con cuatro hombre para dos lugares. El que provenga del Marsella francés, le otorga un agregado por su trayecto en Europa y al mismo tiempo le haya alcanzado  para ser considerado en los procesos de selecciones del ‘Scratch du oro’.

Era tan importante dar a conocer estos ingresos e inversión que los dirigentes del equipo abrieron las puertas del TSM para que los aficionados tuvieran acceso al entrenamiento para que vieran practicar a estos nuevos guerreros, a quienes se les juntó con Martín Nervo, Alejandro Castro, Carlos Orrantia y Eduardo Herrera).

Con 24 y 23 años, respectivamente, la directiva verdiblanca está demostrando que para celebrar su aniversario 35 las llegadas de Ayrton y Matheus le brindarán un plus a su lucha por el título y un bálsamo de alegría a una afición que se ve ilusionada por unos refuerzos por primera vez en mucho tiempo.

VAVEL Logo