Problemas en la defensa auriazul

Tres contundentes victorias pero los universitarios aún muestran inseguridad en la zona baja del campo.

Problemas en la defensa auriazul
Foto vía: Club Necaxa.

El equipo de los Pumas de la UNAM ha tenido un inicio sobresaliente en la actual campaña ganando tres de sus primeros tres partidos en la presente temporada, dos en Liga MX y uno más en la Copa.

A pesar de su gran arranque en la segunda mitad del año, los problemas en la defensa del equipo universitario son de recalcar y tras recibir cuatro goles en los últimos dos partidos, incluyendo tres en el encuentro más reciente de liga ante Necaxa. Es cierto que quizá la afición felina no ha mostrado su descontento con la saga universitaria, pero a como vaya avanzando el torneo y los partidos se hagan más difíciles, la defensa debe saber responder y estar a la altura de las circunstancias. 

En los primeros dos partidos del presente curso en la Liga, el Directo Técnico, David Patiño, ha alineado una línea de cuatro defensores con los canteranos Alan Mendoza, Alan Mozo y Luis Quintana, liderados por el defensa central español, Alejandro Arribas, quien en poco tiempo se ha ganado el cariño del público de CU debido a la energía que aporta en cada partido que le toca defender la playera auriazul.

En la Copa MX fue una historia completamente distinta ya que Patiño decidió darle oportunidad a tres jóvenes de menos de 22 años con la intención de empezar a foguearlos, como es el caso de Rosario Cota, Pablo Jáquez e Idekel Domínguez. De ellos tres, solo Cota ha sido convocado por el primer equipo para los partidos de liga.

A estas alturas del torneo, lo mejor para el equipo quizá sea el mantener la saga igual a como esta y esperar que se sigan acoplando con la intención de generar más química entre ellos, ya que la experiencia de Arribas puede ser vital para los jóvenes defensores del club, en especial para Quintana, quien esta destinado a ser el futuro central referente de Pumas.