La jornada 9: una fecha especial para el americanismo y Cuauhtémoc Blanco
El 11 inicial que jugó contra Morelia hace ya 2 años.

La jornada 9: una fecha especial para el americanismo y Cuauhtémoc Blanco

Ante cerca de 70 mil seguidores que se dieron cita en el estadio Azteca, el último ídolo americanista fue despedido precisamente ante Monarcas Morelia, rival que visitara a las águilas el próximo sábado en la jornada 9 de la Liga MX, una jornada que, para coincidencia, fuera la misma en donde se homenajeo al delantero mexicano.

antonio-porras
Antonio Porras

El América vs Morelia de la jornada numero 9 del torneo clausura 2016 no era un partido cualquiera, fue la despedida del último gran ídolo que salió de la cantera azulcrema. Cuauhtémoc Blanco, se fue del futbol profesional, como siempre soñó, ante su leal afición y en el recinto donde gano su único titulo de Liga Mx, el mítico estadio Azteca. 

Después de muchos dimes y diretes, la directiva del conjunto de Coapa, encabezada en aquel entonces por Ricardo Peláez y José Romano decidieron despedir a Blanco como se merece, algo que se veía en un principio muy lejano pero que gracias a la presión de los fanáticos y a las indirectas que mandaba el ex jugador profesional, el partido homenaje se pudo realizar. 

El América llegaba a este encuentro con 3 jornadas sin ganar, por lo que, para muchos medios, así como analíticos del futbol veían descabellado que un jugador de 43 años pudiera jugar minutos en el máximo circuito, algo que al final, paso desapercibido puesto que la calidad que mostró Blanco durante sus 36’ minutos parecía no haber caducado.

El divo de Tepito, previo a este encuentro pudo volver a recordar lo que es entrenar en las instalaciones de Coapa, lugar que lo acogió por varios años en su estadía con el equipo azulcrema, recibido no solo por el plantel, si no por todo el personal que trabaja diariamente ahí, el ‘cuauh’ estaba en casa. 

Blanco durante un entrenamiento en Coapa. Foto: Imago7
Blanco durante un entrenamiento en Coapa. Foto: Imago7

 

 

Para el encuentro, Blanco, saldría como capitán del equipo, y portaría la playera numero 100, ya que su famoso ‘10’ que porto a lo largo de su carrera como jugador lo ocupaba Osvaldo Martínez. La fiesta estaba lista, y Cuauhtémoc le puso la música desde el primer minuto. 

Aunque el “Temo” buscó con insistencia el gol; no lo consiguió, pero mostró la personalidad y el fútbol gambetero que lo identifico siempre, Blanco poco a poco deleitaba a las gradas, desde un taquito, hasta una “cuauhteminha” todo fue espectáculo total. 

Facundo Erpen no pudo parar al delantero mexicano. Foto: IMAGO7

El “oe oe oe oe, Temo, Temo” empezaba a oírse, la afición estaba rendida a los pies de Blanco, más cuando llegaría el minuto 36 del primer tiempo, momento donde el histórico jugador fue relevado, en su lugar entraría el colombiano Darwin Quintero, las ovaciones hacía Cuauhtémoc fueron incrementándose. 

Las lagrimas, no se hicieron esperar, al medio tiempo, ‘Temo’ recibió de parte de los directivos un reconocimiento y agradeció a los asistentes, mostrando felicidad en todo momento.

"Estoy feliz, contento por la gente", fue lo poco que alcanzó a declarar mientras trataba de contener sus emociones. 

Una pequeña reunion familiar al centro de la cancha y una vuelta olimpica que quizás no quería que acabara, fueron las últimas acciones de Blanco Bravo en el coloso mundialista. 

El 'Cuauh' dio su última vuelta olímpica ante su afición. Foto: IMAGO7

El resultado final del encuentro pasaría a las estadísticas, pero lo que se vivió aquella tarde del sábado 5 de marzo del 2016, quedará para la memoria de todos los americanistas y de Cuauhtemoc Blanco

En su último partido como profesional, el mexicano, tuvo 2 remates, 34 toques y 2 oportunidades creadas, aunque en todos los minutos dentro del campo fue el líder del conjunto azulcrema hasta el momento de su salida. 

La despedida, del segundo máximo anotador de las Águilas con 125 goles fue para no olvidar.

VAVEL Logo