Seis años de felicidad inigualable
Foto: María Luisa Chagoya

Seis años de felicidad inigualable

Un día como hoy pero hace seis años de jugaba un San Luis - Puebla que significaba mi primer dia de trabajo.

marialuisachagoya
María Luisa Chagoya

Hoy desperté con una mirada al pasado y parece que realmente ha sido ayer que se jugaba un San Luis - Puebla en el 2013, mismo en el que los potosinos cayeron 1-3 pero ese día tiene algo en especial, era mi primer día de trabajo y ya han pasado seis años. 

Recuerdo como Alan, mi jefe, que a la postre se convertiría en mi gran amigo, me dijo que debía presentarme en la puerta de prensa, esa en la que siempre había soñado entrar trabajando, porque desde años atrás ya estaba en el futbol pero en ese momento estaba cumpliendo mi sueño y casualmente en un palco ese día había una persona muy importante en mi vida.

Debo confesarles que no fue fácil, fui un desastre, tan así que mi crónica no se subió y terminé de hacer lo encargado en la madrugada, solo Twitter me había salido bien.

Lloré mucho por notas o cosas que en su momento ante la inexperiencia me dolía sacar y era un estrés ver la reacción, hoy todo eso es adrenalina de la buena y satisfacción, nunca pensé que se pudiera disfrutar tanto. 

Agradezco infinitamente a Javier Robles por haber creado VAVEL y a Alan Núñez por siempre creer en mi y nunca ponerme límites, créanme que he logrado lo que he querido y he sido tan inexplicablemente feliz. 

Ha habido un par de mensajes de personas que me dijeron que gracias a mi trabajo se inspiraron para encontrar su vocación y una tesis, ¡qué increíble!

El último año ha sido difícil físicamente, primero mi caída hace casi un año y en octubre un accidente automovilístico un tanto insignificante pero que me ha traído tantos problemas en mi espalda.

Aún así en junio cubrí la semana del futbol y draft en Cancún, de la que quedé exhausta pero que ya espero con ansias la 2019.

Tras mi accidente en octubre, al ver lo que me estaba pasando mi preocupación era que en pocas semanas seguía un viaje a Culiacán y aunque mi cuerpo gritaba que no, mi mente dijo si y bueno, por si fuera poco no solo fui en la última fecha, volví a ir casi tres semanas después a la final de ida, lo que aún me sigue pasando factura.

Es un buen día para agradecer a quienes me han tendido su mano en los últimos meses, mis doctores, que además puedo decir que son mis amigos y grandes profesionales.

Gracias también a ti, Carlos, por la paciencia en mis terapias, por siempre recibirme con una sonrisa, un abrazo y una palabra de aliento, que cuando mi animo no es el mejor ha sido bastante reconfortante y hace que todo sea más ligero, cosa que siempre voy a agradecer. 

A mi mamá por aguantar tanto, por reír y llorar conmigo; perdón las veces que me he ido a trabajar estando mal, pero eso lo aprendí de ti y no queda de otra más que seguirle.

Gracias Atlético de San Luis por ser la fuente de trabajo que cualquiera pudiera soñar. Alejandro y Ana por sumarse en los últimos dos años y fortalecer mi equipo de trabajo, las metas nunca terminan.

He aprendido que el tiempo no se detiene y que lo único que dejamos es el eco de nuestras acciones en la eternidad. 

Hoy entiendo que solo el cielo es el límite y que soy afortunada de vivir en un sueño hecho realidad. ¡Gracias por seis años de inmensa felicidad!

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo