Toño Rodríguez: “Me encuentro en el punto de madurez más alto”
Foto: José Acosta - VAVEL

Toño Rodríguez: “Me encuentro en el punto de madurez más alto”

El guardameta rojiblanco asumió que le quedó una espina clavada por regresar a lo que fue su casa. 

jose-acosta
José Acosta

La competencia por tener la titularidad de la portería en Chivas será ríspida, pues no sólo estarán peleando el puesto Raúl Gudiño y Antonio Torres, sino también Toño Rodríguez, quien llega como jugador libre y que, además, tendrá su tercera etapa con la casaca rojiblanca.

Rodríguez fue presentado el mediodía de este martes en el Estadio Akron acompañado por Mariano Varela, Director Deportivo del Club. El guardameta de 26 años, siendo dueño de su carta, optó por firmar con Chivas debido al proyecto deportivo y a la madurez que hoy ha alcanzado.

Tuve la oportunidad y fue la primera ocasión en mi vida que tuve libre decisión de elegir en qué equipo voy a jugar; me presentaron un proyecto que me gusta, y me escucharé romántico, pero de niño uno siempre sueña jugar en el Guadalajara. La propuesta deportiva es buena, lo pasado queda ahí, doy gracias a Dios de lo que he vivido. Se fue un Toño que necesitaba irse y hoy llega un Toño totalmente diferente a las otras ocasiones que estuve aquí. A los 26 años me encuentro en el punto de madurez más alto hasta hoy, consciente del potencial que debo mostrar y qué mejor lugar que regresar a Guadalajara”.

Sus anteriores dos etapas en la institución no dejaron satisfecho a Toño, pero la experiencia adquirida fuera del redil lo dejan con alta expectativa para afrontar su tercer proceso como rojiblanco, por lo que buscará aprovechar al máximo la oportunidad.

Por supuesto me quedó un sabor no muy grato de mis primeras dos etapas; estoy claro que mi primera etapa tenía 20 años, la segunda fueron seis meses, un lapso rápido, pero comparo el Toño de antes y el de hoy, me toma en otra posición, con más experiencia. Por supuesto que uno quiere tener mucho éxito aquí porque uno lo sueña desde Fuerzas Básicas, quiero cristalizar los sueños que me planteé alguna vez; estoy en buena edad, deseo 13, 14 años más de éxito y Dios me regaló esta oportunidad que quiero aprovechar al máximo”.

Finalmente, pese a estar enfocado en Lobos y la pelea de categoría, el arquero admitió que tuvo la espina clavada de dónde era su hogar: “Casa siempre es casa y uno nunca va negar de dónde viene, uno tiene grandes amigos aquí, no perdí contacto con ellos; es imposible no saber qué pasa con Chivas por más que estés en otro lado. Me enfoqué en los retos que tenía con Lobos, estaba muy enfocado en un problema porcentual muy fuerte, teníamos que sacar puntos; no se le pierde la vista de cuál es tu casa de donde tienes amigos, pero debes enfocarte en lo tuyo. El tema si volvía o no, nunca fue una obsesión, pero sí había una espinita que decía las rayas rojo y blanco es donde perteneces”.

VAVEL Logo