Especiales Azulgrana: Puebla 6-6
Atlante
Romano jugó sus últimos partidos con el Atlante // Foto: Potros de Hierro

La última jornada de la temporada 1994-95 estaba a punto de disputarse. La sede era el icónico Estadio Cuauhtémoc para presenciar el duelo entre el Puebla y el Atlante. El primero había asegurado su pase a la reclasificación, mientras que los Potros no llegaban con posibilidades de avanzar, pese a que tenían más puntos que los Rayados, club que jugó la repesca.

A pesar de que los ingredientes no eran los ideales para considerar el partido como atractivo, ambos equipos se brindaron al máximo en uno de los juegos en la historia del fútbol mexicano con más anotaciones.

La cuenta la abrió al minuto 19 Tita tras el pase de Cuevas para adelantar a la Franja. Cinco minutos más tarde, Rubén Omar Romano no desaprovechó el mano a mano para colocar el empate azulgrana.

Los anfitriones estaban decididos a sacar un buen resultado y un tiro centro de Álvarez fue desviado hacia su propio marco por José Guadalupe Cruz.

Sin embargo cerca del final de la primera etapa, Jorge Salas sacó un auténtico fierrazo para colocarla lejos del alcance del portero e igualar la pizarra antes del descanso.

En el segundo tiempo al minuto 56, Wilson Graneolatti producto de un tiro de esquina se levantó a primer poste para meter el testarazo y darle la ventaja por primera vez al Atlante. Más tarde, Guillermo Cantú metió la diagonal, pero en el trayecto fue desviada por Pimentel para anotar el segundo autogol de la noche.

Parecía que el Puebla se metería en el duelo cuando el silbante sancionó la falta dentro del área de Miguel Herrera sobre Rodrigo Ruiz, no obstante Tita falló desde los once pasos.

Los visitantes estaban empecinados en llevarse los tres puntos y al minuto 82, Luis Miguel Salvador colocó el sexto de los azulgrana.

Increíble reacción

El Puebla se encontraba contra la lona pero tuvo la capacidad de reaccionar tras la desventaja de tres goles.

En los últimos minutos comenzó el heroico empate tras un centro a segundo poste que techó Pineda y el cual fue aprovechado por Cuevas para mandarla al fondo de las redes.

Minutos más tarde, Hernández apareció a segundo poste tras un previo contacto, colocando el quinto de los locales. Cabe destacar que durante la celebración hubo un conato de bronca, por lo que varios jugadores, sobre todo del Atlante, salieron expulsados.

Ya en la prórroga, otra pena máxima al 95’ se hizo presente en favor de los locales donde Sánchez Yacuta no falló y, de esta forma, sentenció el ‘empate de locura’ 6-6 en la jornada 38.

VAVEL Logo