1-0, min. 1, Furch; 2-0, min. 5, Castillo; 2-1, min. 82, Janssen.
En cinco minutos, Santos liquidó a Rayados
'SpiderMan' celebró la goleada obtenida ante el equipo de su samores. (Foto: Santos Laguna)

En cinco minutos, Santos liquidó a Rayados

Un par de desatenciones defensivas en los primeros cinco minutos del juego, ocasionaron que los regios pusieran el partido contra Santos cuesta arriba y no pudieran quitarle la perfección en casa a su enemigo incómodo.

martin20bernal-gmail_com
Santos LagunaSANTOS: 1.- Orozco, 5.- Torres, 8.- Orrantia, 9.- Furch (29.- Rivero 91’), 11.- Gorriarán, 13.- Castillo, 15.- B. Lozano (23.- J.J. Vázquez 83’), 16.- Rivas, 17.- Arteaga, 21.- Doria y 191.- A, Lozano (10.- Valdés 69’). DT. Almada.
Rayados de MonterreyRAYADOS: 1.- Barovero, 4.- Sánchez, 7.- Funes Mori, 16.- Ortíz, 17.- Gallardo, 19.- Layún, 20.- Pizarro (8.- Pabón 70’), 23.- Vázquez (18.- Hurtado 55’), 29.- Rodríguez (9.- Janssen 62’), 32.- Meza y 33.- Medina. DT. Alonso.

Los Rayados de Monterrey fueron víctimas de sus propios errores y se convirtieron en las víctimas más recientes del Santos Laguna, escuadra que los superó 2-1 en el estadio Corona para hilar su cuarto triunfo en casa en el Apertura 2019 y regresar a la victoria luego de perder 3-0 el fin de semana pasado frente a Necaxa. Julio Furch y Eryc Castillo sentenciaron el encuentro anotando en los primeros cinco minutos, haciendo inútil el primer gol del rayado Vincent Janssen en el fútbol mexicano.

En días previos al partido el director técnico regio Diego Alonso vaticinó un duelo en el que ambos equipos basarían su fútbol en la presión alta de los jugadores ofensivos para evitar que salieran jugando cómodamente desde la defensa. Sin embargo, los blanquiazules al parecer olvidaron eso en los primeros instantes del encuentro, ya que en menos de un minuto, el cuadro verdiblanco aplicó esa estrategia acechando su meta en dos ocasiones en menos de un minuto.

Fue al 1’28 cuando el argentino Julio Furch recibió de pecho una asistencia de saque de manos para dejarle “muertita” la pelota a Brian Lozano, que de primera intención sacó un disparo que fue contenido por los zagueros visitantes, aunque para la mala fortuna de estos, el esférico le quedó a Furch, quien sin pensarlo cruzó la pelota frente a Barovero, marcando la primera anotación del partido.

Aun no se reponía del shock emocional la plantilla rayada, cuando en un intento de salida desde los linderos del área grande, el juvenil Adrián Lozano le robó la pelota a Celso Ortiz y Nico Sánchez para enfilarse rumbo al área y ceder al uruguayo Lozano, que sacó un remate que fue detenido por los defensores; aunque nuevamente le quedó el rebote a Eryc Castillo para que sin arquero metiera el 2-0 al 4’53’’.

Diez minutos después, Brian ‘Huevo’ Lozano se encaró con el arquero Barovero, pero éste le ganó la partida anticipándose a la jugada. Luego del despeje, los blanquiazules generaron la primera aproximación de peligro en un pase de Meza hacia Funes Mori, que solo vio como el portero Jonathan Orozco se quedó con la pelota.

Con el paso de los minutos, los dirigidos por Diego Alonso se asentaron mejor en el terreno de juego, ocasionando que los locales retrocedieran líneas hacia la defensa. Pero esto no impidió que generaran jugadas de contraataque concluidas con tiros desviados de Orrantia y Furch. En cambio, Funes Mori se fue solo frente al cancerbero Orozco, quien con una barrida impidió que le hicieran daño a su meta.

Dos minutos antes de la conclusión de la primeros 45 minutos, Meza, Pizarro y Funes Mori fabricaron una oportunidad que fue controlada por Jonathan Orozco, ex rayado que poco a poco fue emergiendo como la figura del partido.

En el arranque de la segunda mitad, el arquero Marcelo Barovero demostró que estábamos atestiguando un duelo de porteros al sacar espectacularmente de su ángulo superior derecho un cabezazo del central Matheus Doria, que estuvo a punto de colarse en el arco.

Al 53’ se presentó una jugada polémica en la que el silbante Fernando Hernández le quitó un gol a Brian Lozano al no darle la continuidad a la jugada aplicando la ley de la ventaja, luego de que Gorriarán fuera fauleado en el medio campo. Todo quedó en un tiro libre indirecto en favor del Santos, pero la jugada no prosperó, ocasionando el enardecimiento de los aficionados santistas y del técnico charrúa Guillermo Almada.

Cinco minutos después, le anularon un gol a Rogelio Funes Mori por encontrarse en posición adelantada, decisión que aunque fue bien tomada, no evitó que se molestaran en la banca visitante, ya que fue el segundo tanto que les quitaron en la noche.

Estas decisiones arbitrales y una pequeña riña entre Pizarro y Gorriarán ocasionaron que el juego se tornara ríspido, intenso y trabado en el medio campo, razón por la cual se detuvo durante quince minutos por faltas que impidieron el buen jugar ofensivo de los planteles.

Monterrey volvió a acercarse con peligro luego del ingreso de Pabón, Janssen y Avilés quitándole durante varios minutos la posesión de pelota a Santos, que tuvo que recurrir al experimentado José Juan Vázquez para ingresarlo de relevo y así contener el flujo de partido en el medio campo.

Al 82’28’’ Pabón sacó un riflazo que fue rechazado por Orozco, y que fue aprovechado por el ex delantero del Tottenham, Vincent Janssen para marcar su primer gol en la Liga Mx, acercando a su equipo en el marcador al ponerlo 1-2.

Después, Funes Mori tuvo un mano a mano frente a Orozco, pero le estrelló la pelota en el cuerpo, luego “abanicó” un remate que de haber conectado habría metido en problemas a la defensa santista y finalmente, Doria le quitó la oportunidad anticipándose en las jugadas cerrando una gran actuación en su regreso a la titularidad, tras ausentarse durante un partido a causa de una expulsión.

Se agregaron cinco minutos en la prórroga, haciendo que muchos santistas temieran que los Rayados les regresaran la igualada que los eliminó de las semifinales del Clausura 2008 en la que miembros como Matías Vuoso, Daniel Ludueña y Walter Jiménez –invitados especiales para este juego- le quitaron la final a los regios con un gol de Arce al 93’. Pero no pasó nada peligroso en el centro frontal, mismo que fue capturado por Jonathan Orozco, decretando de esta manera el cuarto triunfo lagunero, haciendo imbatible su estadio.

En contraparte, los de Diego Alonso cayeron por tercera ocasión en el torneo en calidad de visitante, rompiendo además una racha de 3 triunfos conseguidos de forma consecutiva.

De esa manera concluyó un encuentro pasional que sin ser clásico, demostró porque es una intensa rivalidad. 24,012 espectadores se dieron cita en el TSM dejando satisfechos a los laguneros e inquietos a los de la Sultana del Norte, pues durante todo el juego no se sintieron cómodos en el terreno de juego y cometieron errores defensivos que no pudieron reparar en el resto del encuentro.

VAVEL Logo