El Rebaño y su gente, un amor incondicional

Parece como si viviéramos en una realidad alterna, en un mundo donde Chivas no tiene cinco torneos sin clasificar a liguilla, un mundo en donde no tuviera problemas con la tabla porcentual, pero no es así. Parece, que estuviéramos en un mundo donde reciente el chiverío habría disputado una final y estar en los primeros puestos de la tabla, pero tampoco es así.

¿Por qué digo esto? Porque hoy el 'Rebaño' está más arropado que nunca por su gente. Hoy la afición rojiblanca vive con una gran ilusión y con una confianza ciega de que estarán peleando los primeros puestos y campeonatos; todo esto en apenas dos semanas de haber iniciado el Clausura 2020.

Los aficionados tapatíos han mostrado su gran apoyo y por amor estos colores desde los entrenamientos a puerta abierta para los cuales, había una larga fila para el acceso a Verde Valle. Los jugadores conviven con los aficionados como si estuvieran en familia y con un gran ambiente.

La emoción que tenía el aficionado del Guadalajara por ver en acción a su equipo este año los llevó a acabar con el boletaje para su debut en casa ante Juárez. Ya en su fortaleza, el equipo demostró carácter y buen futbol para hacer vibrar el estadio que brillaba con un gran espectáculo de linternas que se movían de un lado a otro.

Previo a su segundo encuentro ante Pachuca, las Chivas tuvieron que hacer escala en la Ciudad de México donde, como de costumbre, cientos de aficionados chiva volvieron a recibir al equipo en medio de una gran fiesta rojiblanca. Un poco más reducida en cuanto a gente pero igual de ruidosa e ilusionada fueron los aficionados que recibieron al equipo a su llegada al hotel.

Ya en el día del juego, el aficionado al chiverío convirtió el Hidalgo en una sucursal más del Estadio Akron. Una gran marea de camisestas rojiblancas inundó las gradas y volvió a bailar y cantar con las linternas encendidas al ritmo de "Dale dale dale Rebaño".

Así es que, no es que estemos en un mundo alterno, tan sólo es el amor que el aficionado rojiblanco siente por su Chivas. Un amor incondicional que no se cansa de apoyar, aún así hayan sido campeones o estén en el fondo de la porcentual, la gente del Deportivo jamás dejará de viajar y cantar.

VAVEL Logo