Las causas del despido de Leandro Cufré
Foto: José Acosta

El argentino Leandro Cufré dirigió al Atlas en 27 juegos de Liga, de los cuales ganó diez, empató tres y perdió 14, números que hicieron insostenible la continuidad del estratega, quien se convirtió en el primer entrenador despedido del Clausura 2020.

Falta de experiencia

Cufré cuenta con poca experiencia como entrenador, Atlas se convirtió en su primera oportunidad titular frente a un equipo, anteriormente había fungido como auxiliar técnico con Robert Dante Siboldi en Santos, donde alcanzaron el título del Clausura 2018; además, fue auxiliar de Tomas Boy en Cruz Azul, pero en esta etapa no tuvo mucha suerte pues no estuvieron cerca de pelear un título.

Leandro tiene una gran pasión por el fútbol y un amplio conocimiento sobre el tema, sin embargo, asumir la responsabilidad de un plantel no fue una tarea fácil, sobre todo cuando quien llega es una ex figura del equipo (como jugador) y promete darle algo que anteriormente no cumplió: un campeonato que la institución no consigue desde 1951.

Forma de juego

Algo de lo que padeció el Atlas de Cufré fue la poca claridad de la idea de juego. El argentino fue un central de una destacada carrera y, en su paso por Atlas, mostró una gran labor defensiva, convirtiéndose en el líder de la saga; desafortunadamente, como entrenador su equipo careció de un buen funcionamiento en la zona baja, ya que fue uno de los equipos que más goles recibió el torneo pasado y que más penales cometió. Desde su llegada fue complicado encontrar un estilo propio de juego, en algunas ocasiones se daba prioridad al control de la pelota, salir con el balón controlado y priorizar el buen toque de balón; sin embargo, Atlas careció de un generador de fútbol desde la campaña anterior.

Osvaldo Martínez fue su "10" el torneo pasado y mucho de ese estilo pasaba por sus botines, si el paraguayo no tenía una buena noche, el equipo simplemente no generaba fútbol y Leandro no mostraba variantes desde el banquillo, nunca logró recuperar a jugadores como Ricky Álvarez o el Rifle Andrade, quienes tenían condiciones suficientes para realizar esa labor. Esta campaña el número "10" del equipo elegido por Cufré fue el argentino Luciano Acosta, volante que ha mostrado tener condiciones interesantes; pero el sistema actual no logra potenciar su fútbol, al menos no hasta las tres fechas que van de torneo.

Elección de jugadores

Una de las polémicas durante su gestión fue la constante participación de Mauricio Cuero, uno de los jugadores más criticados por parte de la afición y el medio en general. Con mucha entrega pero con poco fútbol, Cuero tuvo más participación de la esperada, pues recibió el espaldarazo del entrenador a pesar de los constantes cuestionamientos al respecto.

Dentro del armado para el presente Clausura 2020 dejó ir a jugadores como Osvaldo Martínez, quién solicitó salir del plantel para regresar al fútbol paraguayo; aunque permaneció en México, no participó con Atlas, a pesar de haber sido una pieza clave para el funcionamiento del equipo en el torneo anterior. Además, salió Facundo Barceló, quién no tuvo la cuota goleadora esperada, pero respondió siempre que tuvo minutos y, además, mostró mejores condiciones que el también argentino, Javier Corra, quién si se quedó en el plantel de cara al torneo.

 La eliminación de la Copa MX

La gota que derramó el vaso fue la derrota frente al Toluca en tanda de penales. En una serie que parecía definida a favor de Atlas, ya con el marcador global a favor (4-2) y a falta de 15 minutos, vino la debacle rojinegra, pues cayeron las dos anotaciones que necesitaba Toluca gracias a un mal manejo del partido y a una pésima actuación de la defensa por parte de los rojinegros, lo que mandó al partido a una tanda de penales, en donde Lorenzo Reyes fue el único futbolista que falló su disparo, y con esto, le dio el pase a cuartos de final a la escuadra del Toluca.

La copa era una consigna importante para Atlas, pues ha sido la competencia en la que han estado más cerca de ganar, desde aquel verano del 99, en donde cayeron frente al Toluca, y en la final de Copa en 2013, frente al Morelia. Teniendo claro lo complicado que es luchar por el título de la liga MX con el plantel actual y gracias a la sequía de títulos, pelear por la copa era indispensable para la directiva, la afición y los jugadores; sin embargo, a los rojinegros solo les queda enderezar el barco y buscar una clasificación que no consiguen desde hace 5 torneos.

Leandro Cufré tendrá que hacer una fuerte reflexión y seguirse preparando, quizás en un futuro pueda tener una revancha como entrenador del equipo que tanto quiso como jugador.

VAVEL Logo