Cabecera Norte: Entre lágrimas y disgustos
El 'Gary' ha sido titular en todos los partidos del Atlas en el Guard1anes 2020. / Foto: Atlas FC

El Atlas volvió a caer en un duelo de Liga MX. Después de un partido inteligente contra el Querétaro en la jornada 6 del Guard1anes 2020, que significó la primera victoria del Rojinegro en el torneo, los Zorros cayeron por 2 - 1 ante el León en el Nou Camp, a pesar de haber encontrado la ventaja de manera temprana.

Los dirigidos por Diego Cocca se fueron adelante en el marcador al minuto 10', pero un poderoso ataque rival, encabezado por Fernando Navarro, tuvo la capacidad de darle la vuelta al juego y quedarse con los tres puntos.

Pero, a pesar del cambio de entrenador en Atlas y la ilusión del primer partido ganado, tampoco hay que engañarnos. Una derrota ante el León entraba en el presupuesto. La Fiera está ubicada en el segundo lugar de la tabla general, habiendo perdido sólo un partido frente al líder Cruz Azul. Las realidades de cada equipo son muy distintas, y esto se hizo patente con el resultado final.

Más allá del marcador, el encuentro dejó muchas cosas por analizar. El Equipo del Paradero volvió a caer en tierras guanajuatenses, donde no gana desde hace más de tres años, y las repercusiones de este partido llegaron más allá del terreno de juego.

La lesión de Zaldívar

Antes de entrar a lo meramente futbolístico, quisiera hablar de la lesión sufrida por Édgar Zaldívar, quien salió del campo tras jugar 41 minutos. Su salida se dio, más que por otra cosa, debido a la mala fortuna, ya que se lastimó la rodilla al caer mal después de disputar un balón elevado.

Desde mi perspectiva, el 'Gary' es un gran futbolista que ha tenido muy mala suerte. Además de haber llegado a la versión más gris del Atlas en los últimos años, Zaldívar se ha visto perseguido por golpes y lesiones leves que no le han permitido demostrar su mejor nivel por mucho tiempo. La de este lunes, sin embargo, aparenta ser la más grave en su historial.

El jugador potosino ha sido criticado duramente por la misma afición del Atlas, y yo no alcanzo a comprender el porqué. Édgar ha demostrado una gran capacidad técnica y es de los futbolistas que tiene más desgaste y sacrificio en cada partido. A sus 23 años, ya se ha convertido en referente de la institución. A todo lo anterior, hay que sumarle que fue pieza fundamental para que los Zorros se hicieran con su primer campeonato de la categoría sub-20 en el Apertura 2016.

Ése es Édgar Zaldívar. Y, a través de la mucha o poca visibilidad que pueda tener esta trinchera, no me queda más que enviarle ánimos. El club no ha dado un comunicado oficial al respecto, pero la naturaleza de la lesión y la reacción del porpio futbolista (y digo esto con toda la esperanza de estar equivocado) hacen pensar en un proceso de rehabilitación que durará varios meses. Mucha fuerza, 'Gary'.

Ibarra, muy participativo

Finalmente, después de un complicado proceso de incorporación a su nuevo equipo, pudimos ver a Renato Ibarra disputar 90 minutos con el cuadro de Diego Cocca. Y, contrario a lo que venía pasando anteriormente, el ecuatoriano fue el mejor jugador del encuentro para su equipo.

Ibarra no sólo marcó el gol, sino que sus incorporaciones a la ofensiva fueron muy constantes. Desde que el volante llegó a México, se ha sabido que no es un jugador de tanta pegada, sino más de desbordar y poner asistencias. No obstante, en el duelo ante el León, su presencia dentro del área rival fue sorprendentemente regular, y se generó varias ocasiones para definir él mismo.

Esta versión de Renato es la que espera ver 'la Fiel' durante muchos partidos más, y es, con toda probabilidad, la más cercana a su verdadero potencial. Si continúa jugando de esta manera, al ex americanista le espera un futuro muy interesante como rojinegro, y sus actuaciones le vendrán de maravilla a un equipo que está urgido de buenos resultados.

Hay que trabajar en la disciplina

Contra la Fiera, el Atlas vio a Adonai Escobedo mostrar cinco tarjetas amarillas a sus jugadores. Dos de ellas fueron recibidas por Edyairth Ortega, quien se fue expulsado tras ingresar por el lesionado Zaldívar y haber disputado sólo 20 minutos.

Ésta no fue la única muestra de indisciplina o falta de concentración. Después de que el silbante le sacara erróneamente la tarjeta roja a Renato Ibarra, Víctor Malcorra reclamó de manera airada y continua, lo cual le costó la amonestación. El argentino debió haber recordado que una jugada tan polémica iba a ser revisada por el VAR y que la expulsión de su compañero podía ser anulada (cosa que finalmente ocurrió), pero su amarilla sin sentido fue permanente.

En el Guard1anes 2020, el Atlas tiene la tercera mayor cantidad de tarjetas amarillas (19) y la segunda más alta de rojas (3). Sabemos que, como futbolista, Cocca era un central muy duro e intenso; pero, como director técnico, deberá comenzar a trabajar en la disciplina dentro de la cancha, pues su equipo no está para perder jugadores por sanción.

¿Para qué está la cantera?

En este punto, ya resulta cansino hablar de los pobres resultados que han entregado Javier Correa e Ignacio Jeraldino. Arranque quien arranque en la posición de centro delantero, jugar con el argentino o con el chileno ha sido como jugar con un hombre menos para el Atlas durante todo este torneo.

Correa ha sido titular en seis de las siete jornadas, y sólo ha podido marcar un gol (de tiro libre) frente al Atlético de San Luis en la fecha 5. Del otro lado, Jeraldino ha disputado 194 minutos en los que no ha conseguido horadar las redes ni una sola ocasión.

Detrás de los dos sudamericanos, hay jóvenes como Christopher Trejo, Ozziel Herrera o Jairo Mungaray que llevan rato levantando la mano para pedir un puesto importante en el primer equipo. Si los refuerzos extranjeros ya han demostrado que no están a la altura de las exigencias, yo preferiría darle oportunidad a los productos de la Academia que tienen hambre de demostrar su capacidad como futbolistas profesionales.

Mención honorífica para Fernando Navarro

El mejor jugador del encuentro entre León y Atlas fue, sin lugar a dudas, Fernando Navarro. El capitalino ya lleva varios torneos siendo pieza clave en el cuadro esmeralda, y su aporte fue especialmente bueno durante el partido de este lunes.

Jugando como lateral derecho, Navarro sabe incorporarse muy bien al ataque, y esto le valió para marcar un golazo y servirle una gran asistencia a Emmanuel Gigliotti. Desde antes de arrancar el partido, la Fiera era favorita para quedarse con los tres puntos, pero si tuviera que elegir un factor por el cual el marcador terminó 2 - 1 a favor de los locales, no tendría duda en señalar al número 5 esmeralda como el principal responsable.

¿Qué sigue para la Furia?

Continuar trabajando. Diego Cocca apenas lleva dos semanas de haber asumido el mando del banquillo rojinegro, y ya ha logrado imprimirle un estilo al equipo y mejorar drásticamente el funcionamiento dentro del terreno de juego. Sería muy poco realista culparlo por la derrota sufrida en la jornada 7.

Como ya dije antes, es perfectamente normal que, hoy día, el Atlas pierda contra el León. La tarea para el próximo sábado, si bien tendrá que realizarse en casa, no será mucho más sencilla, pues el Equipo del Paradero recibirá al súper líder de la competencia: el Cruz Azul de Robert Dante Siboldi.

El Rojinegro debe continuar haciendo trabajos intensos en más de un aspecto del juego, porque el conjunto todavía tiene mucho que mejorar. Cocca cuenta con todo el respaldo de la directiva, y me parece que, actualmente, no hay nadie mejor que el argentino para cumplir con lo que necesita la entidad atlista.

VAVEL Logo