Cabecera Norte: Un golpe de realidad
Ignacio Jeraldino no ha marcado gol en este torneo. / Foto: Atlas FC

Cayó el invicto para Cocca en el Jalisco. Tras dos victorias y un empate en condición de local con el argentino en la banca, el Atlas cayó por la mínima diferencia ante el Pachuca con un gol conseguido desde el manchón de penalti.

El resultado obtenido por el Rojinegro en la jornada 11, más que seguir ilusionando a la afición, sirvió para confirmar algunos detalles que ya se sabían, pero que probablemente fueron maquillados por los buenos números que se habían obtenido últimamente. Sin la más mínima intención de 'reventar' al nuevo proyecto atlista, pienso que el partido de este sábado ubicó al equipo en su realidad, pues cierto sector de la afición ya hablaba de aspiraciones que están muy lejos de ser palpables.

Sin noticias en la delantera

No me voy a extender mucho en este punto, ya que ha sido el pan de cada día durante este torneo. El Atlas juega sin delanteros. Ante la lesión de Javier Correa, que le impidió jugar contra los Tuzos, Ignacio Jeraldino recibió la oportunidad de ser titular en la punta de lanza. La actuación del chileno confirmó que él no es la solución al problema ofensivo.

Durante los minutos finales, Christopher Trejo tuvo minutos para demostrar que él debería ser la primera opción del técnico. Al juvenil se le presentó una ocasión para rematar de cabeza y empatar el encuentro, pero su testarazo salió desviado. Aun así, sigo pensando que él debe ser el 'nueve' titular de la Furia. Mejor darle oportunidad a un canterano que a dos jugadores 'consolidados' que no han dado el ancho en un par de semestres.

Al final del partido de la fecha 11, Diego Cocca dijo que el trabajo con sus futbolistas se centrará en mejorar el ataque, con vistas en terminar con el déficit goleador que ha sido la constante en el Guard1anes 2020. El campanense ya ha demostrado su capacidad para revertir situaciones negativas en el club, así que no dudo que, con mucho trabajo de por medio, la cara ofensiva de los Zorros pueda mejorar sustancialmente. Pero, por ahora, parece que los recursos para hacerlo son bastante escasos.

La expulsión de 'Lucho'

En el segundo tiempo, cuando el partido aún estaba 0 - 0, Luciano Acosta se hizo expulsar de una manera sumamente infantil. Cuando parecía que el número 10 ganaba la pelota con posibilidad de contraataque, Miguel Herrera Equihua le salió al paso para cortar la jugada. La respuesta de Acosta fue poner un pisotón que, desde afuera, se vio muy malintencionado, y esta acción significó dejar al equipo atlista con un hombre menos por más de media hora.

Durante toda la temporada, he hablado maravillas de 'Lucho', que es, a mi entender, el futbolista más desequilibrante que tiene el Equipo del Paradero. Sin embargo, en esta ocasión, lo que hizo es indefendible, ya que un jugador de su talla debe tener la cabeza fría en todo momento. Se entiende la desesperación causada por el mal funcionamiento ofensivo, pero dejar a tus compañeros sin su principal generador de ataque no va a hacer más que empeorar la situación.

La próxima semana, el Atlas enfrentará a Juárez en la frontera. El plantel ya está bastante diezmado de por sí, y, ahora, Cocca tendrá que pensar en cómo sustituir a su mejor hombre, cuando la fase definitiva del torneo se encuentra ya a la vuelta de la esquina.

Isijara, otro ausente

Según lo que se mencionó en el primer apartado de esta columna, el Atlas juega con uno menos debido al nulo aporte de sus centro delanteros. Pero la realidad es que Jesús Isijara, titular con el Rojinegro en los últimos cuatro partidos, tampoco ha sido capaz de demostrar un peso significativo en la cancha.

Ni como lateral, ni como contención, ni en su posición natural, como mediocampista derecho, el nacido en Navolato ha conseguido actuaciones destacables o ser un factor importante para la obtención de buenos resultados. Cierto, en esta jornada, Isijara puso un buen servicio que Jeremy Márquez no remató de buena forma, pero fue lo único, y un futbolista con las credenciales que tiene el canterano de Necaxa debe aportar mucho más que un par de jugadas por partido.

En teoría, si el 'Ratón' no responde, su lugar debería ser ocupado por Renato Ibarra, que hoy entró de cambio por el propio Isijara. Pero, aun cuando el ecuatoriano va de arranque, el número 26 ha sido inamovible en las últimas jornadas. Parece que el cuerpo técnico de los Zorros da mucha importancia a la experiencia y el recorrido en primera división, pero pienso que el funcionamiento individual de algunos jugadores debería ser suficiente para cuestionarse esta filosofía.

De vuelta a la realidad

Viendo los números de ambos equipos en este torneo, una derrota frente al Pachuca era perfectamente presupuestable. El problema es que, como Cocca consiguió algunos puntos que estaban fuera del presupuesto, algunas personas echaron la sensatez por la borda y comenzaron a esperar que el Rojinegro pudiera ganarle a cualquiera.

Este Atlas, señoras y señores, no está ni cerca de ser candidato al título. Diego Cocca le ha cambiado completamente la cara al equipo, y su joven ciclo luce muy prometedor. Pero debemos mantener la calma y no pensar que ya estamos para competir al nivel de los líderes de la tabla.

Si la Furia tiene posibilidades de clasificar a la Liguilla, es porque este certamen dará 12 boletos. De lo contrario, no habría forma de que el club terminara la fase regular entre los mejores ocho.

Y, hablando de presupuestos, el próximo encuentro ante Bravos, aunque en calidad de visitante, es uno de los que puede ver al Atlas con buenas chances de obtener los tres puntos. Si el estratega y su cuerpo técnico encuentran soluciones a las varias ausencias que presenta el plantel, la jornada 12 puede significar un repunte para el Equipo del Paradero, que necesita volver a sumar puntos para pensar en 'la fiesta grande'.

VAVEL Logo