La Máquina salió viva del TSM y sumó su primer punto en el
torneo
En el duelo, Cruz Azul no dejó que el funcionamiento santista brillara (Foto: Santos Laguna).

Santos Laguna y Cruz Azul empataron 1-1 en un duelo de pocas emociones, y que fue definido por la ausencia de 12 de los futbolistas que estuvieron en la final que protagonizaron hace tres meses. En el duelo de la segunda jornada del Apertura 2021, anotaron Diego Valdés y Santiago Giménez. Además, el portero Andrés Gudiño le detuvo un penal a Fernando Gorriarán.

La que para muchos representaba la revancha de la final del torneo anterior, en realidad significó un partido común en el que las llegadas de peligro y buenas intenciones fueron opacadas por imprecisiones e inoperancia en la generación de jugadas que le hicieran daño al rival.

Durante la semana, el estratega santista, Memo Almada dijo que no podía considerarse como una revancha del Clausura 2020 porque era consciente de que en caso de ganar, no les darían la séptima estrella sino solo tres puntos.

Y en la práctica, esto fue evidente porque a causa de lesiones y compromisos con selecciones nacionales no estuvieron muchos de los actores de la final del pasado 30 de mayo. Los ausentes albiverdes de esta tarde fueron: Eduardo Aguirre, Alan Cervantes y Ayrton Preciado. Además, faltó Brian Lozano, quien había regresado a las canchas en la fecha inaugural contra Necaxa.

Por su parte, Juan Reynoso contó con más bajas, ya que no viajaron a La Laguna: Jesús Corona, Sebastián Jurado, Adrián Aldrete, Luis Romo, Yoshimar Yotun, Guillermo Fernández, Orbelín Pineda, Roberto Alvarado y Jonathan Rodríguez. El refuerzo procedente de los Xolos, Luis Mendoza tampoco se concentró para el duelo de la fecha 2.

Con los Guerreros motivados por ganar como visitante en la jornada pasada en Aguascalientes y los Cementeros con sed de triunfo tras haber perdido en casa contra Mazatlán, arrancó el primer juego del Apertura 2021 en el Estadio Corona, inmueble que abrió sus puertas para que ingresara el 80% de los aficionados.

Los locales comenzaron los embates con bastante peligrosidad, muestra de ello fue que a los cinco minutos, el silbante Jorge Rojas decretó una pena máxima por un contacto en el área de Pablo Aguilar.

El encargado de la ejecución fue Fernando Gorriarán, quien anunció el lugar al que dispararía, que le resultó sencillo atajárselo al cancerbero Andrés Gudiño, quien al 5’43’’ se lanzó a su lado derecho para rechazar la pelota y lucirse en su primer partido en el máximo circuito.

Con el paso de los minutos, los albiverdes escasearon en ideas para hacerle daño a un equipo cementero bien posicionado en el campo. Con contragolpes de los Celestes e intentos frustrados de parte de los laguneros concluyó la primera mitad en medio de abucheos de los asistentes.

En la segunda mitad, los Cementeros se fueron adelante en el marcador en una jugada de tres toques en la que despejó la pelota el portero, Andrés Gudiño, habilitó de cabeza, Bryan Angulo y mandó con potencia hacia las redes, Santiago Giménez, al 63’35’’.

El planteamiento de los visitantes estaba saliendo perfecto porque sin arriesgar mucho en la zona ofensiva se estaban llevando la victoria del TSM. Pero el empuje de los locales fue suficiente para que sin llegar sin tanto peligro se decretara un penal a su favor por una falta sobre Omar Campos.

Minutos antes, Gorriarán había salido de cambio en medio de abucheos para cederle su lugar a Ignacio Jeraldino, ya que la afición le recriminó solo la falla del penal, sino que en semanas previas había manifestado su intención de abandonar a los Guerreros, situación que al final no se concretó.

Al estar el cobrador de penales, ‘Gorri’ fuera del terreno de juego, el mediocampista Diego Valdés tomó la pelota y con un disparo pegado al poste derecho metió la pelota para engañar al portero Gudiño, quien se había lanzado hacia el otro costado, al 81’39’’.

Con el empate, Cruz Azul se decidió a defender el punto y no permitió que los albiverdes volvieran a generarles más peligro, aún y cuando se agregaron cinco minutos. Dicha estrategia funcionó y los actuales campeones sumaron su primer punto en el torneo, ante unos locales que mantuvieron el invicto y llegaron a cuatro unidades.

Jugador del partido: Andrés Gudiño.

El portero debutante atajó un penal y le dio confianza a su equipo en una posición en la que han figurado el lesionado Corona y el seleccionado olímpico Jurado. No tuvo muchas jugadas para lucirse, pero con su primera intervención definió el rumbo del duelo.

El mejor cambio: Santiago Giménez.

En un partido en el que los delanteros de ambos equipos no tuvieron opciones a modo, el ‘Bebote’ entró de relevo para adelantar a los visitantes en una jugada en la que mostró velocidad al ganarle en la carrera a Dória y oficio al meterle gol a Acevedo,

VAVEL Logo