Vibrante empate en la Sultana del Norte
Foto: Liga BBVA MX

Los Tigres de la UANL no supieron aprovechar su condición de local y empataron a dos goles con la Máquina Cementera del Cruz Azul, en un partido que la escuadra de Miguel Herrera parecía tener controlado con un par de goles antes del minuto 30, pero donde su rival supo reponerse y vino de atrás para empatar dramáticamente en el último suspiro del encuentro.

La escuadra felina comenzó a tambor batiente la primera mitad, con varias llegadas a cargo de Luis Quiñones por el sector izquierdo. Fue precisamente en una llegada por ese sector cuando, al minuto 10, Quiñones metió un centro en el que Juan Pablo Vigón logró ganar el balón para meter un tiro-centro que se paseó por toda el área chica para que Gignac llegara a cerrar la pinza y simplemente empujara el balón a las redes.

Después del gol, Cruz Azul no se lograba hallarse en la cancha y no había generado prácticamente ninguna oportunidad de gol. Fue hasta el minuto 28 cuando llegó la primera ocasión real de gol para el cuadro de la Noria, cuando Ariel Antuna logró tejer una buena pared con Carlos Rodríguez y metió una diagonal retrasada precisa para que Bryan Angulo simplemente empujara el balón a la portería felina, pero la jugada fue anulada por un claro fuera de lugar del “Brujo”.

Tan sólo un par de minutos después, en una nueva jugada por la banda izquierda, Luis Quiñones metió un centro al corazón del área para que nuevamente Vigón anticipara a los defensas cementeros y anotara el segundo gol de la noche con un remate cruzado que venció la estirada de José de Jesús Corona.

Con el equipo cruzazulino completamente desconcertado, el equipo universitario tuvo incluso la oportunidad de anotar el tercer gol en los botines de Gignac, cuando al minuto 34, Erick Lira retrasó un balón de forma incorrecta y dejó mano a mano al delantero francés frente a Corona, pero su remate salió muy desviado por encima del arco cementero.

Nuevamente víctimas de los descuidos defensivos

En lo que ha sido una constante durante este torneo, los Tigres de la UANL volvieron a perder la concentración a instantes del silbatazo del medio tiempo y el Cruz Azul lo aprovechó para acercarse en el marcador por cuenta del refuerzo peruano Luis Abram, quien aprovechó una mala salida de Nahuel Guzmán para mecer las redes universitarias con un cabezazo en el tercer minuto del tiempo añadido.

La segunda mitad arrancaría con una ligera mejoría de la escuadra celeste, que empezó a generar una mayor presión ofensiva gracias a la entrada de Santiago Giménez. Sin embargo, poco a poco el cuadro universitario logró controlar el ímpetu de la máquina cementera y el partido volvió a trabarse en medio campo, donde la el común denominador fueron las constantes faltas cometidas por ambos equipos.

Los últimos 15 minutos del juego volvieron a teñirse de color celeste, pues la escuadra de Juan Reynoso volvió a tirarse al frente buscando el gol del empate. Sin embargo, al minuto 76, Tigres volvió a perdonar la tercera anotación, cuando un rechace de Corona le cayó directamente a Guido Pizarro, pero el volante argentino no pudo darle dirección de portería a su remate, el cual salió desviado ante la mirada angustiada de toda la zaga celeste, que sabía que su portería se encontraba desguarecida.

En el pecado llevaron la penitencia

Sería nuevamente en tiempo añadido cuando el Cruz Azul, totalmente volcado al ataque, encontraría el gol de la igualada en una gran jugada individual de Santiago Giménez, quien cubrió bien la pelota de espaldas dentro del área y logró filtrar el balón a la entrada de Ignacio Rivero para que el volante uruguayo perforara el arco felino al minuto 92 con un potente disparo a ras de suelo que venció la salida de Nahuel Guzmán.

Con este empate, Tigres perdió la oportunidad de escalar a la primera posición de la tabla general y cayó hasta el tercer lugar debido a la victoria en los últimos minutos del Pachuca en su partido frente al Atlas; por su parte, Cruz Azul se afianzó en la cuarta posición general con 14 puntos, manteniendo por ahora el último lugar directo a la liguilla.

El fin de semana, en la jornada 9, los universitarios viajarán a la bella airosa para medirse el domingo por la tarde al nuevo líder general, Pachuca; mientras que los cementeros le harán los honores a la escuadra camotera de Nicolás Larcamón el sábado por la noche en la cancha del estadio Azteca.

VAVEL Logo