Causa del descenso: Inestabilidad deportiva en Jaguares de Chiapas

Con aproximadamente quince años de existencia, el jaguar soltó la garra y apagó el rugido en la máxima categoría del balompié mexicano.

Causa del descenso: Inestabilidad deportiva en Jaguares de Chiapas
Foto: Vavel Mx

Concluyó el torneo en fase regular en la Liga Mx torneo clausura 2017 y el Jaguar de la Selva chiapaneca dio su último rugido en primera división, luego de registrar  19 unidades de las 51 disputadas a lo largo de la temporada.

Un último rugido antes de apagar las luces del Jaguar fue el dado en la jornada 17, partido donde los de la selva lograron imponerse un gol por cero ante los roginegros del Atlas en el estadio Jalisco. 

Un equipo que se instauró en el máximo circuito del balón pie mexicano en el año del 2002, tuvo jornadas de apogeo y gloria, y algo digno de reconocer fue la afición tanto grandes como chicos en edad, nunca dejaron de alentar a su equipo hasta el último día, hasta ese noche del 6 de mayo en que la incertidumbre sucumbió al conjunto chiapaneco, donde las pasiones se desbordaron al máximo ya que independientemente de la victoria de los chiapanecos, la permanencia en primera dependía de  un resultado adverso, un empate o un descalabro de Monarcas Morelia, resultado que no se conjeturó 

Cabe destacar que Jaguares de Chiapas se caracterizó por mostrar una inestabilidad deportiva, tanto en lo táctico, lo técnico y los problemas extra cancha que siempre estuvieron latentes. 

Recién iniciado el clausura 2017, los chiapanecos sabían que iniciaban con serios problemas en la zona de la porcentual y que realizar un buen trabajo a lo largo de las diesiciete jornadas sería vital. En una primera instancia iniciaron con un descalabro ante los Tuzos del Pachuca, posterior a ello parecía que las aguas se apaciguaban y la alegría para los de la selva regresaba tras conseguir victorias importantísima ante equipos como:  Chivas, América, Toluca y inclusive el actual campeón del apertura 2016, Tigres de la UANL. 

Las victorias conseguidas no solamente los alejaron tentativamente de los últimos lugares sino que además le devolvió la confianza al equipo y a la afición. Inclusive se llegaron a posicionar en una zona donde aspiraban a un boleto tentativo a la fiesta grande, la liguilla.

Luego de una senda de victorias, los descalabros constantes regreson a los felinos, quienes dejaron ir unidades ante equipos letales con quienes se disputaba la permanencia en el máximo circuito: Veracruz, Monarcas y Puebla. 

Dichos descalabros hicieron que cambiara el rumbo del equipo jaguar, pues haber perdido ante estos conjuntos hicieron que las aguas se pusieran turbulentas y que se adjudicará uno de los últimos puestos en la porcentual, viendo cómo sus rivales sumaban de una y tres unidades vitales, el jaguar simplemente dejaba ir tres unidades constantemente en cada juego. 

A pesar que quisieron revertir esta situación, el aire en los pulmones se acabó, dejaron todo para la última jornada, donde la situación no se pudo revertir a pesar de la victoria, una victoria que se embistió de despido para un conjunto que le dio aproximadamente quince años de futbol profesional  a Chiapas  en en el máximo circuito de futbol mexicano.