Rompieron el hilo

El Atlético de San Luis no pudo conseguir su quinto triunfo en casa, los Venados consiguieron el empate.

Rompieron el hilo
Foto: Atlético de San Luis
Atlético de San Luis
1 1
Venados

El Atlético de San Luis no pudo hilvanar su quinto triunfo en casa y vio perforada su meta por primera vez en casa por los Venados de Mérida, conjunto con el que empató a un tanto, llegando así a quince unidades.

Previo al inicio del partido, el sonido local pidió a los asistentes ponerse de pie para guardar un minuto de silencio en honor a las víctimas del sismo del 19 de septiembre, para posteriormente entonar de una forma extremadamente respuetuosa el Himno Nacional Mexicano, mientras que en el centro del campo se contaba con la bandera mexicana.

El duelo comenzó y los dirigidos por Bruno Marioni se plantaron muy bien en el césped del Alfonso Lastras, ante lo que fue la entrada más floja en lo que va del torneo pero aún así la mejor del Ascenso MX, mientras que los dirigidos por Salvador Reyes tuvieron problemas en su planteamiento en el sector izquierdo, donde aún no ha logrado definir a sus mejores hombres, caso contrario al derecho, donde David Castro se ha afianzado a la perfección.

Pasaron los minutos y los de Mérida tenían mayor control del esférico, mientras que los de San Luis buscaban crear jugadas donde pudieran tocar la puerta de Navarrete, teniendo éxito hasta el minuto cuarenta y uno cuando Erik Vera centró desde larga distancia al área, lugar donde ya se encontraba Jorge 'Perro' Sánchez quien remató de cabeza para poner el esférico en el fondo de las redes, cuatro minutos más tarde irse al descanso.

Ya en la parte complementaria, luego de unos minutos Salvador Reyes realizó cambios en el sector derecho, saliendo Pablo Olivera para dejar su lugar a Dos Santos y David Castro dejando su lugar a Arturo Alvarado para hacer ajustes en su planteamiento, a lo que Bruno Marioni respondió enviando a Victor Lojero al minuto cincuenta y cuatro.

El gol del empate llegó a través de Victor Lojero, viejo conocido de la afición potosina, quien ante el error de la marca potosina remató de cabeza frente al arco de Alejandro Palacios para recibir fuertes abucheos al festejar de manera excesiva frente a la afición que lo apoyó durante muchos años.

El encuentro siguió en la misma mística hasta que el reloj marcó el minuto noventa, agregando tres minutos más el nazareno, mismos en los que ninguna de las dos escuadras logró acercarse a su meta para de esa forma firmar el empate a un tanto.