Con empate, los Venados mantienen invicto en casa

Los Venados FC y Toros de Celaya no pasaron el empate en la cancha del Carlos Iturralde Rivero, pese a que los dirigidos por Ricardo Valiño mostraron superioridad, no lograron reflejarlo en el marcador.

Con empate, los Venados mantienen invicto en casa
Foto: Ascenso MX
Venados
0 0
Celaya
Venados: NAVARRETE, LÓPEZ MONDRAGÓN, BÁEZ (ZURITA, MIN. 59), MOLINA, FERNÁNDEZ (GUZMÁN, MIN. 72), NAVARRO, INIESTRA, SÁNCHEZ, URBINA (BARRÓN, MIN. 62), DA COSTA, LOJERO.
Celaya: ROLDÁN, PADILLA, TORRES, LÓPEZ, LÓPEZ, SALINAS, JUÁREZ (FAVELA, MIN. 84), OVIEDO, TORRES, TOLOZA (PÉREZ, MIN. 78), RUIZ (ARBOLEDA, MIN. 78).

Con gran actuación del arquero astado, Armando Navarrete, los Venados mantuvieron su puerta a cero goles ante los Toros de Celaya, en partido de la jornada 8 del Clausura 2018 en el Ascenso MX, disputado en el estadio Carlos Iturralde Rivero de la Ciudad de Mérida.

Desde un inicio, la escuadra de Celaya quiso hacerse del control de la pelota y en el arranque de la historia el balón giraba más por los pies de los visitantes. Era poco tiempo transcurrido y Navarrete ya había tocado tres veces la pelota. 

Venados respondió con una ofensiva que nació desde su zona baja cuando López Mondragón envió un balonazo para la llegada comprometida de Gabriel Báez, y tras un choque con el arquero Juan Roldán se extinguió el peligro. 

Para el minuto 15 la posesión del balón estaba en poder de los Venados. Sin embargo, las llegadas de peligro se quedaron en el vestidor y las pocas propuestas en el último cuarto de la cancha corrieron por cuenta de los del Bajío.

La primera opción real de peligro corrió por cuenta de Facundo Juárez que desde la izquierda recortó hacia el centro y disparó fuerte y raso. La estirada de Armando Navarrete fue impecable y aunque concedió tiro de esquina salvó su meta de la anotación. 

Para la segunda mitad, ambas escuadras salieron con los mismos jugadores, pero al ’50 de tiempo corrido se encendieron las alarmas para los astados. El lateral Gabriel Báez, de incesante recorrido por la banda izquierda en el primer tiempo, cayó tendido sin motivo aparente. Ya no pudo continuar y Ulises Zurita ocupó su lugar. 

Con un disparo de media distancia de Leandro Navarro Venados intentó sacudirse el susto de verse sometido temporalmente por los visitantes. A diferencia de la primera parte, Celaya tenía mayor posesión y profundidad que los de casa. 

Celaya, aunque con más peligro, no logró concretar la anotación que les permitiera llevarse las tres unidades de Mérida, mientras que Venados dio uno de sus peores demostraciones de futbol como local, pero con el empate mantuvieron su invicto en casa.