¿Favorito? El Rebaño...

Algunos hablan que América llega mejor, pero fueron descalificados por las Chivas en Copa MX y perdieron.

¿Favorito? El Rebaño...
(Foto: Fútbol sapiens)

No entendí por qué algunos aficionados dan como favorito al América en esta liguilla. Chivas se estableció en el cuarto lugar general y se vio mejor que los de Coapa en los duelos directos de Liga y Copa. Chivas tiene más tiempo trabajando con su Director Técnico y ya sabe de memoria (se supone) el sistema de juego de Matías Almeyda.

América, por su parte, sigue invicto con Ricardo La Volpe pero no habría que dejar a un lado que el golpe anímico en jugadores y afición fue muy duro al quedar fuera de la Copa MX, la que al final acabaría levantando Querétaro sobre el Chiverío.

Son un cuadro bipolar que medio tiempo juega pésimo y se come dos goles y el segundo tiempo es una maravilla y hace tres, aceptando uno.

El Rebaño, por su parte, tuvo un torneo irregular pero cerrar en casa siempre es una ventaja, además de poseer la ventaja del empate a cero goles o con la misma cantidad de goles de visitante. Ese tercer criterio que pocas veces se ha usado.

Otro de los duelos atractivos de liguilla es Tigres contra Pumas. Ambos equipos universitarios (en lo que cabe) y con motes de felinos se tunden de tu a tu sobresaliendo que es el debut de Paco Palencia en la Liga MX y que tiene enfrente a un viejo lobo de mar, como lo es Ricardo Ferretti, al que le pongo mi fichita para pasar porque más sabe el diablo por viejo, que por diablo.

Entre las series de Xolos y León, Pachuca ante Necaxa, mal haríamos con dar esperanzas a los que se encuentran en la parte baja de la tabla porque sus contrincantes parece que les va a alcanzar con su futbol para avanzar de ronda.

¿Así es el mexicano?

Mucho se ha criticado a los futboleros por ser unos inadaptados, corrientes, carentes de educación y “populacheros” pero la llegada de la NFL a México dejó a sus “fans” como la misma clase, aunque no lo quieran.

Resulta que cada vez que se pateaba el ovoide por Texans gritaban “eh, puto”, o no faltó el gracioso del láser en los ojos del mariscal de campo Brock Osweiler para obstaculizar su trabajo (tampoco se necesitaba algo para que la regara, bien hicieron los Broncos en dejarlo ir) y hacer ver a la afición mexicana como una mala anfitriona. Y no les falta razón a los estadounidenses.

Sin embargo aquí lo que me gusta enfatizar es que taaaanto presumen los fans de NFL que son “mejores” que los de soccer. O que ellos sí saben respetar, o que ellos sí ven un deporte espectáculo de verdad y saben cómo comportarse, que no pudieron quitarse ese mexicanísimo gusto por fregar al de enfrente nomás porque sí.

¿O van a decir que son infiltrados pamboleros los que estuvieron ahí? Porque no vi una sola playera de un equipo de soccer en ese estadio en el famoso Monday Night Football. Sí, se vieron mal igual que los aficionados al futbol y eso lo deben reconocer, aunque les duela.

Botepronto: Dicen que de la llave Chivas contra América saldrá el campeón. No lo creo, no minimicen a los Tigres.