Un golpe de KO

Hace 9 años América cayó derrotado en la final de la Copa Sudamericana ante Arsenal de Sarandí. Un descalabro del que costó mucho recuperarse.

Un golpe de KO
A pesar de su victoria, las Águilas cayeron por el criterio del gol de visitante (Foto: El Blog del Rojo)

América está a las puertas de una semifinal. Las Águilas llegan a esta estancia por 9º ocasión en la década, una época marcada por los buenos resultados y los títulos. Sin embargo, no hace mucho tiempo la situación era totalmente distinta. Entre 2008 y 2010 América acumuló resultados catastróficos. Esos duros años tuvieron su inicio en 2 partidos de amargos recuerdos para la afición.

30 de noviembre de 2007

Las Águilas llegaban a una nueva final internacional en la Copa Sudamericana 2007. Era la 1º final que jugarían en un torneo sudamericano. Ese equipo, que había comenzado el torneo de la mano de Luis Fernando Tena, estaba ya al mando del ídolo azulcrema Daniel Brailovsky.

Brillaban canteranos como Juan Carlos Silva y Alejandro Arguello

En el trayecto las Águilas habían derrotado al  Pachuca, Vasco da Gama y Millonarios. Las grandes figuras del equipo eran Guillermo Ochoa, Federico Insúa y Salvador Cabañas, quienes comandaban un poderoso cuadro. 

El rival en la final era Arsenal de Sarandí, un equipo argentino que había crecido enormemente a principios del siglo bajo el cobijo de la familia Grondona. El partido de ida se jugaría en el Estadio Azteca mientras que la vuelta tendría lugar en el 'Cilindro' de Avellaneda. 

Para las Águilas resultaba fundamental sacar una buena ventaja en el 1º partido, aprovechando la altura de la Ciudad de México. El equipo azulcrema salió decidido a atacar y encontró el gol con un cabezazo de Salvador Cabañas al minuto 6. Sin embargo, la pelota parada de los argentinos dio frutos al 32 con otro testarazo, esta vez de Anibal Matellán. 

En el 2º tiempo América volvió a salir desbocado por la victoria y muy pronto Alejandro Arguello devolvió la ventaja. Poco le duro el gusto a las Águilas que increíblemente perdieron la ventaja con goles de Alejandro Gómez al 57 y 66. Una voltereta que dejó fría a la afición, mientras los argentinos festejaban el resultado.

5 de diciembre de 2007

Pocas eran las esperanzas que se le daban al América en la visita a Argentina. Los hombres de Daniel Brailovsky, pese a ello, salieron a jugar un futbol alegre y ofensivo que sorprendió a la afición. Apenas a los 18 minutos un desborde de Oscar 'Kevin' Rojas provocó un autogol, desatando la euforia en la escuadra capitalina.

Tras la derrota en el Azteca, la victoria parecía una hazaña.

La sorpresa mayúscula llegó a los 62 minutos cuando una pelota quedó botando a las afueras del área de Arsenal. Apareció 'Torito' Silva con un zapato a botepronto que venció la estirada del guardamenta. Las Águilas habían dado vuelta al resultado ante un público estupefacto que no podía creer la voltereta. 

Los últimos minutos vieron al América sostener la presión del cuadro argentino que se volcó en busca de la victoria. Sin embargo, la defensiva azulcrema terminó por quebrarse en el minuto 83, cuando en una pelota que no pudo despejar lejos en dos ocasiones, Martin Andrizzi entró tropezado al área para sacar un tiro cruzado que venció a Ochoa. 

El gol fue un duro golpe para las Águilas, y lejos de recuperarse, perdieron la cabeza con las expulsiones de Duilio Davino y Lucas Castromán. El criterio de gol de visitante le dio el título a Arsenal, tras ganar en el Azteca. Su coronación no estuvo excenta de polémica, pues dicha forma de definir los partidos era poco usada en los torneos sudamericanos. El equipo argentino se llevó así su primera estrella internacional.

Ese día, con la desazón de haber perdido un título a tan pocos minutos de  la gloria, comenzó una época obscura en el América. Los 2 años siguientes verían al club tener pésimos resultados, incluyendo un último lugar en la tabla general del Clausura 2008.