Miguel Fraga, una realidad del arco rojinegro

El guardameta mexicano se afianzó como titular tras la lesión de Óscar Ustari, siendo hombre clave en su mejor torneo con el Atlas.

Miguel Fraga, una realidad del arco rojinegro
(Foto: Rodrigo Peña)

Después de 3 años de ser parte de los Rojinegros del Atlas, Miguel Ángel Fraga brindó uno de los torneos más redondos de su carrera. El Clausura 2017 no lo inició como titular, la portería era ocupada por el arquero argentino Óscar Ustari quién tras la lesión de codo que sufrió en la Jornada7 ante Cruz Azul, cedió el arco a Fraga que no desentonó y aprovechó la oportunidad, siendo pieza clave para que los Zorros se clasificaran a la Liguilla.

Miguel ya había experimentado un torneo casi completo como titular con el Atlas, en el Apertura 2015, tras ganarle el puesto al chileno Miguel Pinto. Sin embargo sus actuaciones no fueron las esperadas por la directiva rojinegra. En aquél certamen jugó 12 encuentros como titular, sumó 1080 minutos, 37 atajadas y recibió 15 goles. Al finalizar la temporada llegó como refuerzo Óscar Ustari, proveniente del Independiente de Avellaneda.

Con la llegada de Ustari, Fraga regresó a la banca; tres torneos cortos estuvo bajo la sombra del guardameta sudamericano. Fue en el recién culminado Clausura 2017 que el mexicano deslumbró a la afición atlista con sus grandes actuaciones, una de ellas en el Clásico Tapatío de Liguilla.

Los números finales de Miguel Ángel fueron de 13 partidos jugados, 1,068 minutos de acción, 40 atajadas, recibió 11 goles, con un promedio de un gol cada 102 minutos y mantuvo en ceros su meta en 5 encuentros. Estos números fueron importantes para tener su primer llamado a la Selección Nacional de Juan Carlos Osorio para disputar la Copa Oro, a lo que el guardameta declaró: “Lo que tengo hoy es un compromiso de los más importantes en mi vida, una vitrina importante en mi carrera y voy a recompensar esa confianza que me ha dado el 'Profe' Osorio con trabajo en la cancha y pensaré en Atlas cuando esté de regreso".