Ante Xolos, última llamada para Atlas

Los rojinegros y fronterizos se enfrentan con el objetivo de meterse dentro de la clasificación; el conjunto tapatío si consigue un resultado adverso estarían sepultando su calificación a la liguilla y en el tema del descenso caerían hasta el fondo de la porcentual.

Ante Xolos, última llamada para Atlas
(Foto: Club Atlas)

La buena racha de los rojinegros finalizó en la pasada fecha cuando enfrentó a Morelia  como de local, por lo tanto en esta jornada el conjunto de Atlas buscará regresar a la senda del triunfo ante a Xolos de Tijuana, este enfrentamiento es partido correspondiente a la fecha 14 del Apertura 2017, se sostendrá este viernes 20 de octubre a las 21:00 horas en el Estadio Jalisco.

No hay un mañana para la madriguera, será un partido determinante para ambos equipos en la que están obligados a ganar para mantener a flote sus posibilidades de estar en puestos de liguilla, si consigue los Zorros un resultado adverso estarían sepultando su calificación y en el tema del descenso caerían hasta el fondo de la porcentual.

(Foto: Club Atlas)

Ambas escuadras en la actualidad se encuentran juntos en la tabla general, los Rojinegros se encuentran en la décima posición con 16 unidades, registran 5 victorias, 1 empate y 6 derrotas; mientras que los Caninos están en el noveno sitio con 18 puntos, será un duelo de matar o morir, en donde prácticamente su destino de Atlas esta en sus manos.

En las estadísticas en los enfrentamientos en el Estadio Jalisco le sienta bien a los Zorros, ya que sus últimos 6 partidos de liga disputados en el suelo tapatío, Xolos no ha podido llevarse la victoria en ninguna ocasión, la rivalidad ha sido de empates pues han consumado 5 igualadas y solo ha ganado en una ocasión los tapatíos.

Le restan 5 partidos por disputar a los rojinegros, por lo que ante Xolos, será su última llamada para Atlas si quiere seguir en la competencia en la lucha por el título. No hay un mañana para los rojinegros, donde tendrá la oportunidad de poder reivindicarse y obtener los tres puntos frente a su gente, para así, encaminarse rumbo a la fiesta grande.