Estratega en el terreno de juego

Rafael Márquez a sus 38 años de edad ha sido el bastión en la zona baja del equipo en está recta final del campeonato.

Estratega en el terreno de juego
Márquez ha sido titular en los dos partidos de liga desde que regresó | Foto: Fabián Meza / VAVEL

Superados en una primera etapa sus problemas legales con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, pero que nunca privó al zamorano de jugar futbol profesional con los Rojinegros del Atlas. Hace un par de semanas regresó de lleno con el primer equipo a disputar partidos y haciendo notar su presencia desde el primer minuto, no solo por el liderazgo evidente que tiene el defensor central, sino que dio un orden que con el paso de las jornadas se había desdibujado.

Con Márquez se dieron las rachas

Al iniciar el Apertura 2017, fue un gran inicio para el equipo tapatío con cuatro partidos ganados de forma consecutiva (dos de liga y dos de copa). En este período fue donde Rafa estuvo jugando, en la posición de defensa central y medio de contención, cambiando conforme transcurrían los minutos. Daba orden y seguridad en la zona de atrás, con lo que además era la segunda mano de Cruz dentro del terreno de juego.

Después de dos meses y medio, Rafael Márquez volvió a la titularidad en el juego contra Querétaro. El equipo venía en una forma ascendente en los resultados, pero no en la forma de juego. El 'Káiser' dio esa dosis de recuperación de balones que hacía falta, para que los del Paradero volvieran a ser de las mejores escuadras en posesión, rebasando el 55%.

Mucha incertiumbre en la posición sin él

Javier Salas fue el indicado de sustituir a Rafa, pero la pelota se perdió mucho y hubo nula recuperación del balón; además que se unió a la lesión de Cliffrod Aboagye que lo dejó fuera lo que restaba del año. Fue ahí donde los experimentos en la posición llegaron, Salas se mantuvo en la contención en la mayoría de los juegos y el mediocentro rotó con Édgar Zaldívar en el ombligo del campeonato, en menor medida estuvo la presencia de Luis Robles en dicha posición que se mantuvo muy floja y siendo el talón de Aquiles de los rojinegros.

Liderazgo nato

Lo que aporta el camiseta número 4 no solo es de ayuda para el equipo en la cancha, sino para el 'Profe' Cruz que funciona en una especie de otro director técnico pero activo. Márquez va cambiando la estrategia del juego, conforme transcurre el tiempo, ya sea que él se meta como tercer central o que se mantenga el tradicional (4-2-2-2).