¿Qué representaría para el aficionado eliminar al Atlas?

El encuentro más atractivo en los juegos de vuelta de los cuartos de final sin duda es el clásico tapatío con los equipos más importantes de Guadalajara. Son duelos diferentes, los cuales se juegan con mucha garra, actitud, entrega y sudando la camiseta del equipo.

¿Qué representaría para el aficionado eliminar al Atlas?
Foto: Fernanda Bojorquez

El encuentro más atractivo en los juegos de vuelta de los cuartos de final sin duda es el clásico tapatío con los equipos más importantes de Guadalajara.Son duelos diferentes, los cuales se juegan con mucha garra, actitud, entrega y sudando la camiseta del equipo.

Sabemos  que la última vez en que el equipo de Matías Almeyda se enfrentó a los rojinegros del Atlas en cuartos de final fue en el Clausura 2015, cuando los rojiblancos ganaron 4-1 en el marcador global.

Ambas escuadras desean trascender y sueñan con darle a su afición el tan anhelado título, esas aficiones que saben esperar y sobre todo apoyar a sus equipos sea cual sea el resultado en todos los partidos, estar en las buenas y en las malas.

Las aficiones de Chivas y Atlas generan demasiada rivalidad fuera de la cancha (a ellos les toca fuera de) y viven emociones al máximo, saben que perder un clásico tapatío es perder la dignidad, ya que se pone en juego el orgullo de la perla ,por ello es demasiado importante ganar un clásico,  en esta ocasión el resultado será más allá de únicamente conseguir los 3 puntos, pues con el resultado a favor del rebaño los zorros quedarían eliminados de la liguilla,lo que para los chivahermanos representaría más orgullo por su equipo, y sobre todo la gran satisfacción de impedir que los del Profe Cruz una vez más se queden con las ganas de obtener su segundo título.

La rivalidad de las aficiones y de los equipos  será eterna, son tantos los factores principalmente, algunas goleadas que permanecen en la memoria de los aficionados de Atlas ; además los campeonatos que Chivas tiene y las copas que han levantado, lo que los rojinegros nunca perdonarán y menos su afición, quienes han invadido la cancha del Jalisco cuando el rebaño les ha ganado.

Chivas tiene le obligación el próximo domingo de ejercer su autoridad en su estadio, jugar con personalidad, y que el orgullo del clásico tapatío con puros mexicanos se demuestre en la cancha.

Un duelo que divide y paraliza a toda la ciudad, en el que las dos aficiones  viven emociones al máximo, y que promete un gran espectáculo futbolístico.


Share on Facebook