Impotencia con el campeón

El Guadalajara ha tenido un semestre complicado, donde el Rebaño está a punto de despedirse de la fiesta grande del fútbol mexicano, y sin duda, hay cierta impotencia en la afición.

Impotencia con el campeón
Impotencia con el campeón

Después de 25 meses de sequía, Chivas de Guadalajara logró brindarle una alegría a la afición con el campeonato logrado en el torneo pasado, sin embargo, la realidad que vive el equipo es otra. El conjunto rojiblanco ha tenido un semestre complicado, donde solo ha una victoria en 11 partidos en el Clausura 2017 y 9 puntos de 33 posibles. Números muy pobres para el actual campeón, y la pregunta que se hace la afición es... ¿Dónde está el campeón del torneo pasado?

Almeyda debe continuar

Normalmente cuando un equipo pasa por una mal momento, la afición se dirige al entrenador como el máximo culpable, y en el Guadalajara hay un pequeño sector que piensa que Matías Almeyda debe dejar el banquillo del 'Rebaño', el cuál, están en un completo error. Por supuesto que el 'Pelado' ha influenciado para que Chivas no compita en los primeros lugares de la Liga MX, pero la responsabilidad lo comparte tanto el entrenador, como los jugadores y los directivos. El sudamericano ya encontró la fórmula en este equipo, y sin duda, el argentino tiene el carácter para seguir al mando del Rebaño Sagrado y brindarle más alegrías a la afición.

Apostar por la Copa MX

El escenario por calificar a la fiesta grande del fútbol mexicano parece un poco complicado, donde ya no existe margen de error y una derrota en sus seis juegos restantes podría sentenciar las ilusiones por llegar a la liguilla. Sin embargo, el cuadro rojiblanco sigue con vida en la Copa MX, y tras el mal paso en el torneo local, el equipo de Almeyda deberá apostar por conseguir el título, pero primero, deberá vencer al Atlas en los octavos de final.

Un digno cierre para el campeón 

Cierto, las probabilidades por llegar a la fiesta grande parece un poco complicado, pero mientras exista esa pequeña posibilidad, el Guadalajara debe cerrar dignamente el Clausura 2017, y como se sabe, en el fútbol no hay nada escrito. Y es por ello, que el equipo de Matías Almeyda debe aferrarse a esa pequeña esperanza por calificar y buscar el bicampeonato.