Una esmeralda poco pulida

VAVEL México te trae el recuento del paso del argentino, Martín Bravo, por el cuadro del Bajío en el cual a su llegada fue cuestionado debido a su poca productividad en la cuota goleadora.

Una esmeralda poco pulida
Martín Bravo vestido con la playera del cuadro de León. (Fotografía: Imago 7)

El fichaje del ariete argentino desde un principio fue criticado por la afición del cuadro de León. Corrían los últimos días del mes de junio del 2015 y la posibilidad de un intercambio de jugadores entre los clubes de Pumas y León se hacía cada día más fuerte con el fin de renovar cada ofensiva, la realidad llegó con la llegada de Martín Bravo el cual en ese entonces se encontraba lesionado pero dispuesto a defender los colores de León en ese entonces dirigido por Matosas. 

Con el Apertura 2014 en curso, el primer juego vestido con la playera de los del Bajío se dio en el torneo de Concachampions en el cual solamente jugó 100 minutos, su debut contra Isidro Metapán fue un espejo de lo que vendría para el presente campeonato de la Liga Mx. 

El delantero extranjero nada más disputó sólo 241 minutos en el torneo Apertura 2014 en el cual no pudo conseguir anotación con la playera de los del Bajío en los dos torneos en los que participaron. 

Clausura 2015, el inicio del despertar 

Martín Bravo, fue uno de los refuerzos que más decepcionaron durante el Apertura 2014, debido a las lesiones el rendimiento del ariete no puedo ser el mejor posible mostrado en la cancha. 

Sin mayor cambio y replicando el inicio del otro torneo fue como comenzó la aventura del Clausura 2015 para la ‘Rata’. El cambio de estrega fue una buena opción para mostrarse con el nuevo técnico el cual al ver sus cualidades se volvió un constante en la alineación, fue contra su ex equipo los Pumas de la UNAM en la fecha 5 en Ciudad Universitaria la primera anotación vestido de panza verde, la anotación sirvió para acabar un poco con la desesperación declarada en los medios de comunicación y retomar la confianza con el gol. 

La irregularidad del cuadro esmeralda no mermó el desempeño de Martín Bravo el cual buscaba cada balón en busca de incrementar su cuota goleadora para encariñarse con la afición de León. Luego de tres jornadas la anotación se volvería hacer presente en juego contra Pachuca en calidad de visitante en donde marcó un penal para acercar a los dirigidos por Pizzi los cuales cayeron en la cancha del Hidalgo. 

En la jornada 10 del Clausura 2015 contra Cruz Azul fue la última ocasión que Bravo pudo anotar con la playera esmeralda, un remate de Mauro Boselli bien aprovechado fue suficiente para vencer el arco del guardameta visitante. 

La recta final del torneo lo que parecía un despertar se volvió un largo letargo el cual culminó con la transferencia al cuadro de Dorados de Sinaloa conjunto en el cual por igual no pudo hacer mucho.