¿Ya no pesa el Estadio León?

El 2017 significó una disminución considerable de victorias del equipo del Bajío jugando como local.

¿Ya no pesa el Estadio León?
La Fiera dejó de ser poderosa en su territorio. (Foto: Mexsport)

El año que está por concluir dejó cosas buenas en el seno del cuadro esmeralda destacando una calificación a la liguilla y la consecución del título de goleo en la persona de Mauro Boselli, quien también llegó al centenario de anotaciones con los Panzas Verdes. Sin embargo, no todo fue dicha en León, pues de los 18 partidos que sostuvieron como local en todo el 2017, únicamente pudieron ganar seis.

Con solo seis triunfos, tres empates y nueve derrotas, el Club León solo ganó 21 puntos de los 54 que disputó en el estadio Nou Camp en los torneos Clausura 2017 y Apertura 2017. Ubicándose así como el tercer peor local de todo el año, únicamente por encima de Puebla y Querétaro.

Una seguidilla de malos partidos, sumado a la baja de juego de algunos elementos y a la poca contundencia en varias ocasiones marcaron una de las peores temporadas en los anales de la historia de la institución guanajuatense.

Si bien, la gente apoyó fielmente y se fue satisfecha en algunos duelos sobre todo en las victorias de goleada sobre Veracruz y el triunfo importante sobre los poderosos Tigres y América, es de notarse que también abuchearon al equipo cuando salieron decepcionados en partidos como el que perdieron ante Santos Laguna el pasado mes de agosto, mismo que significó el cese de Javier Torrente por acumular malos resultados y caer ante un equipo que aunque competitivo, nunca había triunfado en León en la historia de los torneos cortos.

Sin duda, el jugar como en tu estadio frente a tu gente debe significar un envión anímico considerable, pero también puede ponerse en tu contra si el desempeño en la cancha no es el óptimo y sobre todo, no se consiguen los resultados. El equipo que actualmente dirige Gustavo Díaz se va con una deuda pendiente ante su afición, porque habían acostumbrado a sus seguidores -al menos desde su regreso a la primera división- a ser un equipo imbatible en su casa, situación que en este 2017 se vio a cuenta gotas.