Formas de perder preocupan al 'Chavo' Díaz

El estratega leonés se disculpó con su gente luego de volver a caer por goleada, ahora ante Santos, reconociendo que hoy más allá de los resultados, lo que le preocupan en serio son las formas en que juega su equipo.

Formas de perder preocupan al 'Chavo' Díaz
Foto: Club León

La bipolaridad se ha vuelto apoderar del León, pues este miércoles el cuadro de Gustavo Díaz cayó de nuevo por goleada ahora en su visita a Santos Laguna. Un 'repasón' le dieron al equipo del uruguayo, que se vio notablemente afectado por el resultado en conferencia de prensa, donde reconoció que luego de los últimos descalabros, hoy lo que más le están preocupando son las formas.

"El equipo creo que estaba bien incluso después del dos o tres de Santos, es un tema que hemos analizado ya con tiempo y debo asumir la responsabilidad, hay jugadores claves que se resiente su ausencia, pero no debo marcar ningún nombre. Hay que asumir eso, sí preocupan las formas, no las derrotas contra rivales duros, sino las formas, y atacar fuertemente eso para tener equilibrio", declaró.

Tras dejar en claro que no se justificará en la ausencia de Alexander Mejía, jugador clave en su esquema de juego, no quiso opinar sobre las similitudes que comienza a tener ahora con los antecedentes de Luis Fernando Tena y Javier Torrente, técnicos que en su momento fueron cesados tras sumar derrotas escandalosas. Ahora, asume total responsabilidad.

"No puedo opinar por lo de Torrente y Tena porque no estuve, pero sí de esto. Yo estoy muy orgulloso de estos jugadores, si el equipo recibe goles es porque no hemos logrado fijar el foco para tener regularidad. Estos jugadores han demostrado mucha jerarquía, debo estar a la altura de ellos y poder competir, asumo la responsabilidad de todo".

Finalmente 'el Chavo' aprovechó para hablar sobre la "gente, que está molesta con toda la razón, es una afición muy noble y que debemos estar a la altura, pedirle disculpas", reiterando que aceptarán todo tipo de críticas y se enfocarán en trabajar más y hablar menos en los micrófonos.