¿El hermano incómodo?

Las cuestiones pasadas hicieron que el parentezco entre ambos provocara un problema para 'La Monarquía', pero la duda es si hoy por hoy se mantiene esa condición encuanto a la relación entre ambos.

¿El hermano incómodo?
Foto: Monarcas Morelia

La recta final del torneo Apertura 2017 de la Liga Bancomer MX ha comenzado y los equipos deben enfilarse con resultados positivos para aspirar a llegar entre los primeros 8 lugares, en vistas a pelear por la corona que Chivas no fue capaz de defender.

Luego de dar el último martillazo a la temporada de fracaso de los tapatíos, el siguiente rival de Monarcas Morelia, proviene de la misma ciudad, aunque la historia que existe de trasfondo en esta situación antoja un partido con un sabor un tanto mayor, sino por los equipos como tal, por el lazo que une a ambas instituciones y que, para los aficionados, representa un nuevo aliciente para ganar cuando se da este tipo de cruces, aunque cabría preguntarnos si  se mantiene como un incómodo familiar.

Es Atlas el rival en cuestión y es imposible que en el imaginario colectivo de la fanaticada ‘Rojiamarilla’, no figuren las malas épocas de aquel 2013, cuando a raíz de su “hermandad”, luego de que los ‘Zorros’ fueran adquiridos por Grupo Salinas, comenzó una debacle en el cuadro michoacano, que por aquel entonces era sumamente competitivo como un invitado frecuente a Liguillas, tras ser desmantelado, mandando jugadores como Federico Vilar, Enrique Pérez, Oscar Razo, el director deportivo Heriberto Ramón Morales y hasta el médico del equipo, el Doctor Cadena, con la intención de salvar al que en ese entonces tenía problemas en la tabla porcentual, irónicamente mandando a los morelianos a pelear por mantener la categoría, en ese entonces la hermandad fue lo peor que pudo suceder.

Técnicos fueron y vinieron, al igual que jugadores con mayor o menos expectativa, pero por, sobre todo, los problemas, con un final de película, fueron resueltos; hoy ese pasado solo es un mal recuerdo para el club, que, con una plantilla competitiva llena de talento y un momento sólido, ya no ve cercanos ni con dolor aquellos días. Caso contrario con los ‘Rojinegros’ que hoy pelean en la parte baja de los cocientes.

La posición en la tabla los tiene a tres puntos de diferencia y en cualquier caso la derrota complicaría el panorama para ambos, por lo que ganar es necesario, aunque fuera de eso no hay algo extra más que lo que la gente pueda opinar al respecto, puesto que por el momento no hay intenciones de volver a desarmar a Morelia por el cuadro de Jalisco y hoy ya no le interesa a Roberto Hernández ni a sus pupilos lo que con ellos suceda, por lo que la rivalidad se mantiene, no obstante, Atlas por el momento ya no es el hermano incómodo, más allá de ser un oponente de Liga, ya no pesa en otro ámbito