Año nuevo, nuevo torneo y una nueva esperanza

Luego de dos torneos consecutivos sin calificar a Liguilla, Necaxa buscará, con base en la continuidad, volver a ser protagonista.

Año nuevo, nuevo torneo y una nueva esperanza
Foto: Leonardo Aguilar | VAVEL México

El futbol mexicano ha cambiado mucho en los últimos años, y es que aquel viejo dicho de que nuestro balompié es ese en el que cualquiera puede ser campeón, luce cada vez más lejano. Nos hemos ido acercando cada vez más a un enfrentamiento de dos potencias, los dos equipos poderosos y capaces económicamente ubicados en Nuevo León.

En este contexto, equipos con menor presupuesto, como lo es Necaxa, deben apostar por una estrategia alejada de las grandes figuras y los altos sueldos, pero un poco más cercana al trabajo con jóvenes talentos, adicional a un puñado de futbolistas consolidados.

Desde su llegada al club rojiblanco, Ignacio Ambriz ha manifestado su deseo de tener un equipo dinámico de jugadores jóvenes y reafirma su postura para este torneo con la llegada de elementos como Marcelo Allende, Gerson Torres y Rubén González, apuestas de 18, 20 y 23 años respectivamente.

Asimismo, se tiene una gran expectativa con respecto al regreso a las canchas de Felipe Gallegos, uno de los referentes de los Rayos en la última época, quien buscará formar una zona baja confiable con el apoyo de su compatriota Igor Lichnovsky y el capitán y figura, Marcelo Barovero.

Bajo la premisa de superar lo conseguido en torneos anteriores, el principal objetivo rojiblanco es la calificación a Liguilla, y así lo confirmó Mario Hernández Lash, director deportivo de la institución: "La idea para este torneo es entrar a la 'Fiesta Grande', creemos que tenemos el plantel suficiente para lograrlo, y tener estabilidad a partir de sumar 26 puntos".

Pero desde un punto de vista más realista, después de conseguir entrar a la fase final, y tomando en cuenta las grandes inversiones que hicieron clubes como AméricaCruz Azul, se podrá afirmar que 'Nacho' y sus pupilos cumplieron las metas trazadas. Las formas, por supuesto, merecerán un análisis a parte.