Las cinco del Rayo: jornada 4 del Clausura 2018

Los Rayos del Necaxa no sólo volvieron a la senda del triunfo, sino que lo hicieron de manera perfecta; contundencia al frente y una ferrea defensa.

Las cinco del Rayo: jornada 4 del Clausura 2018
Las cinco del Rayo: Jornada 4 del Clausura 2018

Los Rayos del Necaxa por fin consiguieron un gran triunfo, a domicilio, en la cancha de León, con un contundente 4 a 0. Es impresionante la gran forma que mostró el cuadro rojiblanco, con una contundencia y solidez defensiva, dignas de admirar.

Llegó la primera victoria

Tanto habíamos hablado de lo urgente que era para Necaxa sacar los tres puntos en un partido de Liga. En lo que iba del presente torneo no había llegado. Vaya manera de llagar, con goles por montones. Lo cual nos remonta aquella goleada ante Lobos BUAP en la temporada pasada.

Contundencia

Sí algo resaltó en la victoria hidrocálida, sin duda fue la contundencia. No es normal ver que un equipo tenga tanta efectividad, y más, sí nos remontamos a los últimos juegos del Necaxa, la falta de gol y las enormes fallas frente al marco contrario. En esta ocasión fue todo lo contrario.

González el ‘matador’

Carlos González es el hombre gol de Necaxa, está en gran forma futbolística, lleva 3 de los 5 goles del equipo. Anoche participó en los tres primeros goles, anotando dos y fue parte fundamental para el primero de Matías Fernández. Lamentablemente salió lesionado en la jugada del tercer gol, habrá que esperar a conocer la gravedad de la misma.

Mediocampo brillante

Más allá de la goleada, hay que destacar la gran labor ejercida por el mediocampo rojiblanco, tanto a la ofensiva como a la defensiva. Lograron imponerse en una de las canchas más difíciles del país. Es de resaltar el trabajo de todos, en especial, de Roberto Alvarado, quien se cansó de desbordar por la banda derecha, además de punzante. Gran debut del joven Rubén González, quien se vio fuerte, rápido y muy seguro en la posición.

Marco en cero

Sí hubo goles, pero en el marco de Barovero no entraron. Hay por lo menos tres jugadas claves que evitaron el gol leonés y una hipotética derrota. O al menos el resultado pudo haber sido distinto. En los primeros minutos del primer tiempo, Elías Hernández sacó un potente disparo en el borde del área, mismo que Barovero desvió ligeramente, suficiente para evitar el gol. En la parte complementaria, Lichnovsky evitó un doble cabezazo en el área chica. Y la última fue una desviada de Barovero a un cabezazo verde.