Lo que el torneo se llevó

Pumas he finalizado su participación en el Clausura 2017; sin embargo, lo que se hizo en este torneo se debe analizar.

Lo que el torneo se llevó
Foto: Televisa Deportes

La liguilla está a punto de comenzar. Los ocho equipos que entraron a la fiesta grande están listos para pelear por el título. Sin embargo, para Pumas, y los otros dos equipos de la capital, el torneo ya terminó.

Con 18 puntos de 51 posibles, la escuadra auriazul terminó en la penúltima posición del tabla de posiciones. Solamente tuvo 5 victorias, 3 empates y 9 derrotas; además Pumas anotó en 21 ocasiones y recibió 30, así que la diferencia de goles quedó en -9. Asimismo, los universitarios completaron 5822 pases, dieron 9179 toques de balón y tuvieron una posesión de balón promedio del 68. 2%.

Buen comienzo

Pero estos datos y resultados no se dieron desde un inicio de torneo, pues Pumas tuvo su debacle en los últimos juegos. Durante las primeras cinco jornadas, los rivales fueron: Chivas, Cruz Azul,  León, Necaxa y Pachuca. El primer juego, en Guadalajara, lo ganaron los rojiblancos con marcador de dos goles por uno. Contra la Maquina, Pumas ganó por la mínima diferencia, igual que contra León. A Necaxa se le ganó 3 goles por uno y contra Pachuca se empató a un gol con tanto del ex capitán,  Darío Verón.

Hasta esta jornada el balance era: 3 juegos ganados, un empatado y uno perdido; siete goles a favor y cuatro en contra. La tabla general de ese momento marcaba que Pumas era cuarto lugar  con diez puntos, sólo a dos del líder, Xolos de Tijuana. Nicolás Castillo, máximo anotador de los felinos en el torneo, ya llevaba dos anotaciones en esto cinco juegos: uno contra Cruz Azul y otro contra Necaxa.

La mejor versión

Los siguientes 6 juegos fueron cuando Pumas mostró de lo que podía ser capaz. Después de la derrota contra Monterrey por dos goles, Pumas recibió a Xolos en la que fue una de las mejores presentaciones de los auriazules. Con una desventaja de 3 goles, los dirigidos por Juan Francisco Palencia, empataron el marcador de la mano del chileno Castillo, quien anotó un doblete.

Para la siguiente jornada, Pumas viajó a Querétaro para enfrentar a los Gallos Blancos. Una vez más, el marcador les era adverso y en los últimos minutos trataron de remontar el marcador, pero los locales se llevaron la victoria con marcador de 4 goles por 3.

En las siguientes dos jornadas, Pumas fue local. El primer juego fue contra Santos, y los auriazules se llevaron la victoria gracias a un doblete más de Nicolás Castillo. En el siguiente encuentro, que fue contra América, se dio la primer derrota del torneo, hasta ese momento, para Pumas. Como ya había pasado, los felinos recuperaron una ventaja de dos goles con otros dos tantos de Castillo. El equipo mostró el esfuerzo necesario para que la afición quedara contenta. Pero las individualidades de América fueron las responsables del triunfo águila. Pumas iba en buen camino

El sábado 1 de abril de 2017, en la jornada 12, Pumas enfrentó a Chiapas y obtuvo la última victoria del presente torneo. Aquella ocasión, el héroe de la tarde fue Jesús Gallardo, quien anotó dos goles que se sumaron al de Matías Britos para barrer 3 goles por cero a los chiapanecos.

Hasta este momento, todo funcionaba en Pumas. Britos era un jugador que, aunque no metía muchos goles, le daba otra cara y dinamismo al equipo. Nicolás Castillo, quien anotó solo de local, y hasta el partido contra América, demostró ser uno de los mejores fichajes que mostró la liga. Jesús Gallardo fue el canterano que más se afianzó y daba la cara cuando lo necesitaba el equipo, como en el momento de la lesión de Castillo. Además, en ese momento, Pumas ya tenía 17 puntos lo que lo ubicaba en el sexto lugar de la tabla general, a 5 puntos de Toluca, el líder provisional de la liga.

Todo se derrumbó

En los últimos 6 juegos, de 18 puntos posibles, Pumas obtuvo uno, contra Atlas en la aplazada jornada 10. Contra Toluca, Tigres, Veracruz, Monarcas y Puebla, los auriazules perdieron. Además, recibieron 12 goles sin respuesta alguna. Cabe destacar que contra los “diablos rojos”, los “tiburones” y los “camoteros”, la derrota fue de local.

Con estos resultados, Pumas dejó escapar la liguilla. Fue un cierre de torneo inimaginable: Castillo se lesionó, dejó de jugar y de anotar. Pudo ser el campeón de goleo pero las circunstancias lo orillaron a quedarse cera. Una de las ventajas que tenía Palencia como Director Técnico de Pumas era que Ciudad Universitaria funcionaba como una fortaleza, donde no perdían y levantaban la cara. Pero eso se vino abajo en el momento más importante.

En el aspecto disciplinario, Pumas fue el séptimo equipo con más tarjetas al acumular 38 en todo el torneo, es decir, recibió un cartón cada 40 minutos. Asimismo, estuvo empatado en el segundo lugar, junto  con otras 5 escuadras, en cuanto al número de expulsados al haber obtenido 4.

Es así como el torneo terminó para los de Ciudad Universitaria. La liguilla no llegó, grandes figuras se han ido, y se espera una restructuración que evite otro torneo con estos números. 


Share on Facebook