Sergio Bernal, un puma de corazón

En la entrevista que tuvo vía llamada telefónica con VAVEL 9:15, el ex arquero y capitán de los Pumas de la UNAM comentó acerca de la actualidad del equipo, los jugadores, el técnico y su futuro en el futbol.

Sergio Bernal, un puma de corazón
Foto: Dale Pumas

El 20 de mayo de 1989 comenzó a escribirse la leyenda de un portero que tenía un futuro poco favorable en los Pumas de la UNAM, pues competía de forma directa con Adolfo Ríos y el multifacético Jorge Campos. Sin embargo, la paciencia y el trabajo convirtieron a Sergio Bernal en un jugador histórico para el club. 

A casi 30 años de su debut y ya en el retiro, el cancerbero que defendió la portería del Club Universidad Nacional casi toda su carrera –a excepción de sus cortas estancias en Correcaminos y Puebla– habló con VAVEL México en una semana importante para jugadores y aficionados de cara al duelo contra América

Actualmente Sergio Bernal vive en Dallas, donde continúa su trabajo a futuro: "Tengo tres años viviendo acá, tengo una academia de arqueros y sigo preparándome como formador y como entrenador.  Tengo una academia de porteros con mi socio y amigo Rafael Calderón  y si se da una oportunidad en cualquier momento ya estaremos pensando en dirigir en México o en cualquier otro lado". 

Respecto a un futuro indeterminado al frente de Pumas, Bernal cambió el tono de su voz y no pudo ocultar la emoción de regresar al Pedregal: "Es una gran ilusión, uno nunca puede decir que no, sin embargo hay que darle tiempo al tiempo."

El Clausura 2018 representa una nueva ilusión para Pumas, equipo con el que se identifica al portero que ganó cuatro títulos del futbol mexicano en su paso por los auriazules, pero, en sus palabras, el proceso debe mantenerse y no dejarse guiar solamente por dos jornadas: "Es inicio de campeonato, pero sin duda es importante comenzar bien. Con dos partidos ganados, el equipo puede enfrentar esta campaña que se veía muy complicada porque también se estaba pensado en problemas de descenso". 

Respecto al papel de David Patiño como director técnico, Bernal admitió su trabajo en los dos primeros triunfos sin dejar de lado la responsabilidad de todos los que forman parte del club: "Cuando se gana, cuando se pierde, en cualquier resultado la responsabilidad es compartida. Aunque los jugadores son los que tienen el desempeño dentro de la cancha, el orden que se manifiesta en la misma es parte del cuerpo técnico. También se tendría que hablar de la directiva, todo es un conjunto".

Asimismo, compartió con tono de admiración las cualidades que el estratega ha intentado compartir con sus pupilos: "Fuimos compañeros por mucho tiempo y sé que es un cuate trabajador, al que le apasiona el futbol, lo vive intensamente y lo está transmitiendo a los jugadores".

En cuanto al partido contra América, correspondiente a la jornada 3, no dejó de lado la importancia de ganar, no sin hacer énfasis en que, independientemente del rival, en cada juego debe pensarse en conseguir la victoria.

"La rivalidad existe porque cuando estábamos en fuerzas básicas jugábamos muchos partidos contra América. Siendo ya profesionales y jugando en primera división, la rivalidad es como contra cualquier equipo. Son tres puntos importantes y así como se le ganó a Pachuca y a Atlas también se tiene que pensar en ganarle al América y a cualquier otro rival. Sí existe un condimento de 'Clásico', pero realmente la importancia y la rivalidad es con el equipo que te enfrentes".

Como no podía faltar, el récord como jugador con más partidos enfundado en la casa de Pumas salió a relucir y la modestia característica de Bernal nuevamente antepuso lo colectivo ante lo individual.

"Pasé más de la mitad de mi vida en los campos de entrenamiento de Ciudad Universitaria. Estoy muy orgulloso y satisfecho de haber pertenecido a esta gran institución, la recuerdo con mucho cariño y siempre seguiré siendo puma. Las marcas y los logros son metas que uno va consiguiendo, que uno quiere alcanzar, sin embargo, lo que más me llevo y más recuerdo es haber estado en los campos de Ciudad Universitaria, disfrutando de tantos partidos y con la gente que al igual que nosotros sufría y lloraba y gritaba". 

Tomando en cuenta los goles de Castillo, su papel en las primeras jornadas ha sido fundamental, no obstante, toda la carga no puede ni debe recaer en su presencia.

"Castillo es un jugador importante para el equipo, pero no se tiene que depender de un jugador para el funcionamiento del mismo y en eso se tiene que trabajar. En algún momento, Castillo no estará por algún cambio, por alguna situación y el equipo tiene que funcionar de igual manera para que no se note, lo importante es que se tenga un funcionamiento parejo, esté el jugador que esté dentro de la cancha".

Siguiendo la línea de un jugador en específico, la afición preguntó su opinión acerca del 'Pollo' Saldivar, su sucesor bajo los tres palos y alguien que creció viéndolo jugar: "Tanto Alfredo, como Bernabé, son grandes arqueros. En mi experiencia, creo que ser portero es una de las posiciones que más cuesta, porque sólo hay uno en el campo y sólo se va madurando conforme al tiempo".

Bernal destacó que el elemento clave para que Pumas recupere la grandeza que caracterizó al cuadro durante muchos años es la constancia, ya que un buen inicio no define toda la temporada y se debe avanzar paso a paso para conseguir la calificación a la liguilla y posteriormente pelear por el título.

Por último, y con la emotividad de quien escucha Pumas y se siente en casa, reiteró su agradecimiento eterno con la afición e hizo hincapié en que será puma por siempre y en todo momento estará agradecido con quienes lo acompañaron en todo momento de su carrera desde la tribuna.