El nuevo Káiser auriazul; Alejandro Arribas

El zaguero madrileño ha logrado darle solidez a la zona baja del Club Universidad Nacional, lo cual ha sido clave en la llamativa metamorfosis del equipo.

El nuevo Káiser auriazul; Alejandro Arribas
El nuevo Kaiser auriazul; Alejandro Arribas (Foto | Rodrigo Peña / Vavel)

Los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México se han convertido sin duda alguna en la revelación del campeonato, y es que a pesar de que su status como equipo grande lo obliga a pelear siempre por los primeros puestos, la mejora que ha tenido del pasado reciente al presente ha sido más que destacada.

En gran medida esto se debe a la solvencia mostrada en el cuadro bajo, la cual ha logrado mantener avante las expectativas de poder sacar un resultado positivo hasta el último minuto en los 4 partidos disputados hasta el momento. Y es que si bien se siguen cometiendo algunas falencias en la zona, la mejora es notable desde la llegada al equipo de nuevo líder de la zaga, el central ibérico Alejandro Arribas, quien parece haber inyectado una dosis alta de stamina y carácter al resto de sus compañeros.

Arribas llegó a México con un cartel más que destacable, el cual incluye a clubes de gran reconocimiento internacional como lo son el Sevilla, Rayo Vallecano y Deportivo La Coruña. 

Su impacto en la zaga auriazul se dio a notar desde su primer partido oficial, donde demostró gran solvencia y calidad técnica superior a la media, lo cual sin duda logra potencial el rendimiento de sus compañeros. Un ejemplo de esto, es la evolución que ha mostrado Luis Fernando Quintana, quien parece por fin haber comenzado a afianzarse como un titular indiscutible con el primer equipo.

Aún es demasiado pronto para asegurarlo, pero si el casaca número '3' de los auriazules continúa con este destacado nivel podría consolidarse como un referente unamita, honor que pocos jugadores ostentan en la gloriosa historia del Club Universidad Nacional.

Hasta el momento, Arribas ha iniciado 4 juegos como titular, acumulando 336 minutos jugados, en los cuales solo ha acumulado 1 tarjeta amarilla, situación destacada para un zaguero central que sostiene un constante roce con los atacantes rivales. Además, su alto porcentaje de acierto de pases (63.4%) lo coloca dentro de los primeros puestos en la liga para un jugador en su posición, sin lugar a dudas, Pumas ha encontrado al nuevo pilar sobre el cual edificará su defensa para el futuro.