¿Debe la afición de Querétaro esperar algo de los 'Gallos'?

Desde que Querétaro regresó a Primera División en  2009, los Gallos sólo han estado presentes en tres liguillas, dejando un balance negativo para los albiazules.

¿Debe la afición de Querétaro esperar algo de los 'Gallos'?
(Foto: Club Querétaro)

Querétaro ha sido una plaza futbolera desde sus primeros equipos, desde el Club Querétaro fundado en 1950 que participaba en la Segunda División hasta los Gallos de Querétaro en la actualidad. Lo cierto es que la ciudad queretana ha sufrido con desapariciones, descensos y cambios de identidad de sus equipos en los últimos 67 años.

Muchos hablan de maldiciones de descenso por el Estadio Corregidora, pero desde que Grupo Imagen adquirió al equipo en 2014, esos problemas se olvidaron, porque la nueva directiva planteaba un proyecto de éxito para los Gallos. La afición queretana agradeció que por fin alguien le diera seriedad a un equipo en la ciudad.

Desde que se anunció la contratación de Ronaldinho en 2014, el fútbol en Querétaro comenzó a tener reflectores que no había tenido en décadas. De la mano de Vucetich y Ronaldinho, los Gallos llegaron a su tercer liguilla y a su primer final en la historia. A pesar de perder la lucha por el título contra Santos, el Querétaro lucía listo para ser un protagonista del fútbol mexicano.

Están a punto de cumplirse dos años de esa final, pero parece que nada ha cambiado con el equipo, no solo en estos dos años, sino que desde 2009, año en el que los Gallos regresaron a primera. La afición de Querétaro ha sido fiel y muy paciente con sus equipos.

La afición emplumada comienza a cansarse, porque torneo tras torneo su equipo termina por desilusionarlos quedando fuera de liguilla y sin posibilidades de obtener su primer campeonato. Sólamente José Cardozo, Ignacio Ambriz y Vucetich han sido capaces de llevar a Querétaro a la "Fiesta Grande". 

(Foto: ESPN)
(Foto: ESPN)

El Club Querétaro le debe mucho a su afición, que cada quince días mete más de 20,000 aficionados en su estadio con la ilusión de ver a sus ídolos meter un gol, hacer una filigrana y llevarse una victoria. Gallos tiene una afición que no merece.

Un dato que suena escalofriante, es que de las últimas 85 jornadas disputadas en los últimos 5 torneos, Querétaro sólo ha estado en 13 ocasiones en zona de liguilla. Siendo 6 de éstas en las primeras jornadas, clasificando a la 'Fiesta Grande' únicamente en el Clausura 2015.

Mucho podrá hablar la directiva sobre sus planes a futuro, pero la afición, la ciudad y el fútbol mexicano le exigen a Gallos Blancos un torneo decente donde puedan pelear por el título, porque sino, ¿qué caso tiene estar en primera división?

Querétaro arrancará la próxima temporada en el antepenúltimo lugar del cociente a seis puntos del último lugar. El "fantasma" del descenso vuelve a acechar al Corregidora

La directiva encabezada por Beltrán y Villanueva tiene en su plan el darle a Querétaro una base sólida de fuerzas básicas. A excepción de Orbelín Pineda, ningún jugador se ha consagrado en el máximo circuito. ¿Si éste plan fracasa, de algo habrá servido invertir tantos años? Evitar el descenso luce como el principal objetivo a vencer estos dos siguientes torneos.

La afición de Gallos, antes de esperar algo de su equipo, debe exigirle a sus directivos: refuerzos de calidad, directores técnicos capaces y un proyecto serio funcional en el mediano plazo. Ellos merecen resultados pronto, porque han esperado casi 70 años por probar la gloria.


Share on Facebook