Como los buenos vinos

Monterrey recibe este fin de semana al América, un duelo que en los últimos años se ha llevado los reflectores por lo esplendido que terminan siendo estos duelos.

Como los buenos vinos
(Imagen: Azteca Deportes)

Sin duda alguna el duelo que lleva la etiqueta de favorito de esta jornada es aquel que tendremos en la Sultana del norte, Rayados de Monterrey que ha comandado todo este torneo recibirá en su casa al América, equipo que le viene pisando los talones en busca de arrebatarle el liderato, este enfrentamiento puede ser considerado por algunos como una “Final adelantada”, esto es debido a lo que han mostrado a lo largo de toda la campaña, además del poder que tienen ambos equipos hombre por hombre.

Esta no será la primera ocasión en la que el enfrentamiento entre estos dos equipos carguen con esta etiqueta, debido a los recientes partidos entre ambas escuadras, ya sea en temporada regular o en liguilla, han generado un ambiente interesante tanto entre ambas aficiones como del publico en general, por lo regular suelen haber una importante cantidad de goles, en otras ocasiones los juegos suelen ser tan cerrados que terminan en empate o con una victoria por la mínima pero con un frenetismo importante a lo largo de todo el encuentro, lo cierto es que ambos clubes no se guardan nada y salen al campo con la única intención de salir victoriosos.

La campaña hecha por ambos equipos será uno de los ingredientes de este duelo, Antonio Mohamed sabe como jugarle a los azulcremas, sabe del verdadero potencial de su equipo y de su tremendo potencial a la ofensiva, por otro lado, Miguel Herrera viene con la inercia de haber ganado los tres clásicos mas importantes del país y sabe que su plantel todavía puede dar mas.

La rivalidad y el protagonismo que vienen teniendo ambos equipos desde la época de Vucetich lo hacen un encuentro grandioso para los amantes del buen futbol, el estilo ofensivo de ambos lo hace demasiado atractivo para el espectador y lo cardiaco que terminan siendo esta clase de choques lo hacen un manjar, pasan torneos, las liguillas y los años que hacen pensar que mientras mas pasa el tiempo, vendrá un mejor partido.