Inesperado empate; peligra el liderato albiazul

Monterrey no pudo ante el conjunto de Santos en duelo pendiente dentro del Apertura 2017 y ahora tendrá que refrendar su primer lugar del torneo ante Tigres.

Inesperado empate; peligra el liderato albiazul
(Foto: Univisión)
Rayados
1 1
Santos
Rayados: González; Juárez, Basanta, Sánchez, Vangioni; Molina (Bueno min 80), Ortiz (González min 46), Cardozo; Pabón, Benítez (Domínguez min 74), Funes Mori
Santos: Orozco; Abella, Alvarado, Izquierdoz, Rivas; Martínez (Andrade min 80), Lozano (Enríquez min 88), Arteaga, Cortés, Rodríguez (Manzanares min 65) y Tavares
MARCADOR: 0-1 Brian Lozano min 26, 1-1 Dorlan Pabón min 36
ÁRBITRO: Óscar Macías Romo Amonestaciones: Alvarado min 10, 61, Pabón min 70 Expulsiones: Alvarado min 61

Agradable noche de futbol en la Sultana del Norte, Rayados y Santos repartieron puntos en duelo pendiente dentro del Apertura 2017 y con esto la llave a un Clásico Regio de alarido está en su máxima expresión, puesto que el choque ante Tigres definirá al líder general del torneo.

El duelo arrancó a partir del minuto 12, momento en el que en su fecha original se tuvo que ver detenido por una fuerte tormenta   que impedía llevar las acciones en completa normalidad.

Rápidamente llegó la sorpresa de la noche, dado que al 26’ una buena asistencia de Osvaldito Martínez permitió que Brian Lozano con cierta complicación pero a final de cuentas buena definición, venciera el marco de Hugo González para el 0-1 en el marcador.

A partir de ese instante Monterrey se hizo del esférico y volvió a mostrar parte del desempeño que lo ha distinguido como un fuerte candidato al título del certamen. La polémica arbitral nuevamente hizo acto de presencia, puesto que al 34’ el central marcó tiro penal en una falta que Jorge Benítez en realidad recibió fuera del área. Ante la ausencia de Avilés Hurtado, Dorlan Pabón definió desde los once pasos el tanto del empate.

Al 38’ increíble falla del ‘Conejo’ Benítez, dado que se infiltró en el área y quedando de frente al marco de Jonathan Orozco, su disparo de parte interna se fue desviado, generando uno que otro abucheo de la afición local.

Para el complemento la insistencia albiazul fue más, el ataque lagunero fue prácticamente nulo y el apoyo de la hinchada regia fue en aumento con el fin de finiquitar de una vez por todas el liderato. Llegada importante al 60’, Pabón eludió rivales por la parcela izquierda y a pesar de no tener buen ángulo de disparo, mandó un bombazo que Orozco dejó en el centro y de forma increíble Alfonso González perdonó con el marco desguarnecido.

Tan solo un minuto después llegó el aspecto curioso de la noche, puesto que por una supuesta falta, Ventura Alvarado vio la segunda amarilla del cotejo, dado que en el partido en su fecha original había visto el cartón preventivo apenas a los 10’ de acción; desventaja lagunera.

Antonio Mohamed no lo pensó dos veces y soltó un contención para darle minutos a Marco Bueno y en su primera jugada al 83’ desperdició un balón franco dentro del área con tiro elevado.

A pesar de que siguió la insistencia rayada, el gol no llegó y a final de cuentas el primer lugar sigue esperando a ser reinado. Será el próximo 18 de noviembre en una edición más del ‘Derby’ norteño que se decidirá al mandamás del campeonato en su Fase Regular.