Lucas Albertengo: "Decidí venir a pelear por un lugar"

Fue presentado de manera oficial el último refuerzo de los Rayados de Monterrey dentro del presente torneo de Clausura 2018.

Lucas Albertengo: "Decidí venir a pelear por un lugar"
(Foto: Superlíder)

Cerrojazo a las altas dentro de Rayados de Monterrey. Este miércoles la directiva albiazul presentó de manera oficial a su último refuerzo dentro del Clausura 2018, nada más y nada menos que Lucas Albertengo, procedente del futbol de Argentina, en específico el conjunto de Independiente.

Con la misión de defender la casaca albiazul y más aún con el peso de lo que ha significado el dorsal 9 en la historia del equipo regiomontano, el delantero sudamericano dio sus primeras palabras tras incorporarse ya a la escuadra de Antonio Mohamed.

Cuando surgió la posibilidad de venir, sabía el equipo que tiene Rayados, sí estaba al tanto, de la cantidad de jugadores sudamericanos que había. Decidí venir, de hacer lo mío pero obviamente sabiendo de las capacidades del plantel que hay, de los compañeros que tengo, son muy respetados, muy valorados por los resultados que están obteniendo”.

Cada que llega un elemento nuevo al futbol de la Sultana del Norte, de inmediato es cuestionado sobre el Clásico y el acérrimo rival. Albertengo manifestó que está enterado de la rivalidad que existe con Tigres y además de lo que significó la Final Regia apenas disputada el pasado mes de diciembre.

En la posición de delantero hay muy buenos jugadores pero bueno vengo aportar una variante, te puedo aportar movilidad, llegar al área, trato de estar siempre en zona de definición, presionar a la hora de no tener la pelota”, fueron algunas de las características que comentó poseer Lucas.

Finalmente sobre la regla 9/9 que existe en el balompié nacional, Albertengo está consciente de lo que conlleva y la cuestión de competencia interna que hay en Rayados: “Sabía de ella desde el momento que surgió la posibilidad, me lo habían aclarado pero igual decidí venir a pelear por un lugar. Tenemos que aceptarlo todos sin ningún problema y que el entrenador decida. Si no toca, hay que respetar al compañero que le toca jugar”.