¿Comienza una nueva racha de empates?

En el torneo anterior, los laguneros se convirtieron en los “reyes del empate” tras empatar once partidos en diecisiete jornadas y en el Apertura 2017 parecen seguir por el mismo tenor, pues han empezado con un par de igualadas.

¿Comienza una nueva racha de empates?
Djaniny aún no se ha estrenado en este torneo, pero anotó el gol del triunfo la última vez que los Guerreros ganaron en Morelia. (Foto: Club Santos Laguna)

No hubo novedad en el arranque de Santos Laguna en el Apertura 2017, ya que con las igualadas ante Lobos BUAP y Tigres en las dos primeras fechas, siguieron con la tónica del torneo anterior: empatar.

De hecho, quitando la serie de liguilla del Clausura 2017 ante Toluca –en la que perdió y ganó-, los Guerreros han igualado en campaña regular en trece de los últimos diecinueve juegos que han disputado. A cambio, ganaron cinco y perdieron uno.

Al ver el rendimiento del equipo de El Chepo en el campo, se evidencia lo mucho que batallan los rivales para superar a los albiverdes. Realmente es difícil vencer a la escuadra santista. Las dos derrotas en siete meses lo demuestran.

Pero también, es palpable la falta de un golpe de calidad suficiente para terminar ganando los duelos. En la mayoría de sus empates, los laguneros dominaron en posesión y generación de opciones ofensivas de peligro, pero la poca efectividad de gol frente al marco, pone de manifiesto el por qué acaban sus encuentros en igualada.

En 2017, solamente han ganado dos partidos por más de un gol, siendo los marcadores 2-0 ante Puebla y 3-1 en Toluca. El resto de sus triunfos han sido por diferencia de una anotación.

Al menos en el presente torneo, ha quedado la sensación de que en opciones de peligro, los de la Comarca estuvieron más cerca de ganar que los universitarios de Puebla y Nuevo León, a pesar de que han terminado por ser justos los empates.

En la siguiente fecha irán a Morelia para enfrentar a Monarcas, equipo que les ha servido de sinodal para salir de crisis similares. Por ejemplo, en el Clausura 2007 el derrotarlos 2-1 en el Corona significó el primer triunfo del equipo de Daniel Guzmán en el torneo que acabaron por salvarse del descenso.

Mientras que en el Clausura 2015, el vencerlos en el Morelos por la mínima, ratificó el proyecto de Pedro Caixinha, de quien se rumoraba su destitución de la dirección técnica; pero con los tres puntos obtenidos en pleno Viernes Santo, los Guerreros se enracharon hasta llegar a la liguilla y conseguir la quinta estrella.

Como dato curioso, ese triunfo en Morelia fue el último que los Guerreros obtuvieron en tierras Purépechas y casualmente, después de superar al cuadro michoacano, en los torneos de 2007 y 2015, Santos Laguna ganó el encuentro posterior al sostenido contra la Monarquía y acabó clasificándose a la Fiesta Grande.

Aunque empatar no siempre es malo, para los laguneros el igualar se está convirtiendo en una crisis. Por lo que, está en los verdiblancos el salir de esta racha que está reiniciando.

¿Ante Monarcas saldrán de esta racha obteniendo un resultado diferente?