El polo opuesto de un campeonato

Un año después, Santos Laguna vuelve a visitar a Gallos Blancos, pero en diferentes situaciones

El polo opuesto de un campeonato
Las historias cambian y ahora buscan cerrar bien el torneo// Foto: ESTO

Han pasado casi 17 meses desde aquel campeonato de Santos Laguna ante Gallos Blancos.

El Clausura 2015 fue un año significativo para ambos conjuntos, pues Gallos por primera ocasión en su historia llegaba a una final, mientras que los guerreros buscaban la quinta estrella en torneos cortos.

Las cosas han cambiado en 17 meses y es que por el banquillo lagunero ya han pasado dos técnicos, Pedro Caixinha que dejó al equipo bañado en oro y Chepo de  la Torre.

Gallos Blancos por su parte, desde aquella final, solo ha tenido un cambio; Vucetich dejó al equipo queretano y en su lugar se le dio  la primera oportunidad en primera división a Jaime Lozano.

De ser dos equipos respetados y de cuidado, ambos conjuntos han caído en un bache que los tiene en el fondo de la tabla general.

Han pasado 13 jornadas y aunque Santos cuenta con un encuentro pendiente ante Monterrey, los números son fríos y a 4 jornadas de la fiesta grande, los laguneros solo cuentan con 12 unidades, unidades que no los ayudan a conseguir un boleto para la liguilla.

Los queretanos no se quedan atrás y los focos rojos también están a la orden del día en la capital del acueducto, pues a un mes de que termine el torneo, Gallos Blancos cuenta con 11 unidades y es el penúltimo equipo en la tabla general, solo por arriba de Chivas.

Sin embargo, el torneo es un tema que prácticamente dan por perdido ambos conjuntos y es que un tema que en realidad importa, es el porcentual.

Aunque Santos aún se encuentra en una zona “privilegiada”, por estar en la casilla 13 de 18, no dejan de ver dicha tabla, pues un paso en falso y podrían caer en el porcentaje.

Por su parte Gallos Blancos, ya no se preocupa por el actual torneo, sino por poder cerrar de buena forma el actual torneo ya que los problemas de descenso estarán a la orden del día el próximo Clausura 2018.

Ambos equipos se volverán a ver el sábado en La Corregidora, en donde se recordarán momentos emblemáticos y se recuperarán más que tres unidades.