Gallese, el tiburón peruano

"El Pulpo" se robó los reflectores en el partido de su selección contra Argentina.

Gallese, el tiburón peruano
(Foto: Reuters)

El día jueves ha quedado marcado como una noche especial para Pedro "Pulpo" Gallese y toda la afición peruana. 

El 22 de agosto, el arquero sufrió una fractura durante el partido contra los Tuzos de Pachuca, lo cual derivó en que los Tiburones Rojos lo dieron de baja para que llevará a cabo su recuperación y pudiera regresar en la mejor forma para el siguiente torneo.

La sorpresa sería que 44 días después, Gallese reapareció para hacer frente con su selección y enfrentar a una albiceleste que era la amplia favorita para llevarse los tres puntos y así escalar hasta el tercer puesto de la clasificación. Sin embargo, nadie en la Bombonera se esperaba que "El Pulpo" saliera inspirado y se convirtiera en una auténtica muralla para evitar que los argentinos le hicieran daño a su portería y así mantener viva la esperanza de regresar a un mundial, lo cual no ha ocurrido desde el mundial de España en 1982. 

Ahora, el haber conseguido un empate frente a Argentina fue un resultado tremendo para los peruanos, sin embargo, matemáticamente no le asegura un puesto para el mundial de Rusia. Requiere una victoria para al menos asegurar el repechaje, e incluso, si saca la victoria y Chile o Argentina no ganan, irían directo a Rusia; si saca un empate en Lima contra Colombia necesitará varias combinaciones de resultados como: una derrota de Chile ante Brasil, que Paraguay no le gane a Venezuela y tampoco Argentina a Ecuador. Una derrota los dejaría eliminados