Tiburón asado para Monterrey

Con tanto de Arturo González y Dorlan Pabón, Monterrey obtuvo una victoria tranquila en su visita a Veracruz, misma que les da su primera suma de a tres y hunde más al Tiburón en la tabla de descenso.

Tiburón asado para Monterrey
(Foto: Agencias).
Veracruz
0 2
Monterrey
Veracruz: Gallese, Paganoni, Milán, Rivas, Mares; Bravo (Luna, min. 45), Viniegra (López, min. 66), Santos, Esquivel; Villalva, Marrufo (Lara, min. 78).
Monterrey: González (Carrizo, min. 19); Medina, Sánchez, Basanta, Vangioni; Sánchez, Ortíz, A.González (Montes, min. 82), J.González; Pabón (Domínguez, min. 89), Funes Mori.
MARCADOR: 0-1, min. 33, A.González. 0-2, min. 85, Pabón.

La jornada 2 cerraba su telón con un partido más en la lucha por el no descenso. En esta ocasión, Veracruz recibía en casa a Rayados con la encomienda de obtener los tres puntos para así no permitir que Gallos se alejase más en la porcentual. Sin más, comenzaban las hostilidades.

De inmediato, Veracruz daba muestras de querer el balón, sin embargo, el buen juego de los de Monterrey les impedía progresar y crear peligro, dando además una incómoda sensación de vulnerabilidad defensiva cada que los norteños se acercaban a su área. Fue así cuando al minuto 33', 'Ponchito' González tomó el balón desde la mitad y comenzó a conducir rumbo al área, para en los linderos de ésta sacar un trallazo bajo que dejó sin oportunidades a Pedro Gallese, anotando el primer tanto en el marcador. Sin respuesta rival, finalizaba el primer tiempo.

Para el complemento, los Tiburones adelantaron líneas en busca del empate, teniendo la banda derecha como principal gestora del peligro, sobre todo bajo los botines de Paganoni, quien con constantes subidas intentaba conectar con los hombres de área, normalmente sin éxito, salvo algunas aproximaciones de Omar Marrufo, quien en un par de veces estuvo a nada de empujar el balón al fondo. Pero al parecer, nada abriría el cerrojo rayado.

Ya en la recta final, Monterrey era cada vez más peligroso al contragolpe, encontrando el éxito al 85', cuando Dorlan Pabón también optó por encarar de manera frontal a la defensa, encontrando nula oposición de un lento Guido Milán, quien le permitió disparar a puerta y poner el 2-0 para los norteños. Con el partido resuelto, el resto se convirtió en un verdadero trámite, mismo que culminó con el silbatazo final, mismo que acompañaba la derrota escuala musicalizada con chiflidos desde las gradas.

Con esa derrota, Rayados obtiene su primera victoria de la liga y llega a cuatro puntos, mientras que los escualos continúan con uno y ahora ya a 10 puntos de Gallos Blancos en la lucha por la permanencia. Las alarmas suenan en Veracruz, pues el descenso parece inminente.