Federico Vilar y su carta de despedida al futbol

A sus 39 años de edad, el cancerbero Federico Vilar anunció su retiro de las canchas de futbol después de casi 17 años negándole el gol a rivales en Argentina y México a lo largo de las temporadas.

Federico Vilar y su carta de despedida al futbol
(Foto: VAVEL / Salvador Borboa)

Poniéndole fin a una trayectoria que inició el 12 de enero del 2003 frente a Monterrey, el guardameta Federico Vilar le puso fin a su carrera como futbolista profesional esta mañana en la ciudad de Tijuana en una rueda de prensa dentro del Estadio Caliente; acompañado por su esposa y su hija, y el Director Deportivo de los Xolos de Tijuana, Ignacio Palou

A sus 39 años de edad, el canterano de Boca Juniors se ha despedido de manera formal de las canchas de futbol que lo vio desplegar sus talentos en el futbol argentino y mexicano a lo largo de 16 años; mandándole un mensaje personal a cada uno de los clubes donde fue encargado de defender el arco.

Boca Juniors fue mi escuela, ahí me forme y empecé a soñar con ser un jugador de Primera División

Almirante Brown de Arrecife me abrió las puertas al profesionalismo en una etapa difícil para la mayoría de los jugadores”.

“Los clubes Zitácuaroy Acapulco en la división de ascenso me recibieron en México”.

“Llegar al Atlante fue mi primera gran meta cumplida y todo lo que vive allí no me alcanzaría la vida para poder agradecerlos: que mi abuelo me vea jugar, levantar una copa, jugar un mundial de clubes y ser llamados a la Selección Argentina son algunos de los ejemplos”.

“En Monarcas Morelia tuve la oportunidad de conformar grandes equipos donde normalmente jugábamos hasta el final. Más allá de no conseguir un título de liga, ganar la Copa MX fue un hermoso premio”.

“Llegar al Atlas de Guadalajara y estuvo aprueba mi profesionalismo al pelear el descenso contra el club de mis amores fue durísimo. Se logró el objetivo y después siguieron grandes resultados, lógicamente luego se pagaron consecuencias tras ser eliminados en el clásico de manera rotunda”.

“Por último mi etapa en Xolos, donde el primer año no pude rendir como quería, pero en este último todo cambio y pude ser parte de un gran equipo; sintiéndome útil nuevamente dentro de un campo de juego y sin duda Miguel Herrera fue el culpable”.

Agradeciendo a todas las personas con la cual coincidió en el futbol mexicano y su familia por acompañarlo, el cancerbero sudamericano prometió se despidió del país agradecido de corazón.

 “Estoy agradecido de todas las personas que conocí en los clubes mencionados y en este México maravilloso. De alguna u otra forma todos ellos me acompañaron en todo momento, No los puedo mencionar a todos pero los llevo en mi corazón: compañeros, técnicos, profes, colaboradores, dirigentes, e hinchas”.

Prometiendo regresar a su tierra natal, el guardameta reconoció una promesa pendiente y su deuda hacia el club de sus amores para terminar su mensaje de despedida.  

Hace casi 25 años partí de mi Roja natal con un bolso lleno de ilusión y hoy es el momento de regresar; como hace un tiempo se lo prometí a mi abuela que está en el cielo.

“Será una etapa diferente, donde el futbol que tanto me dio seguirá siendo parte de mi vida. Quiero brindarme de lleno  al Club Atlético Argentino de Rojas y de alguna u otra manera retribuirle todo el cariño, las enseñanzas y tantos valores recibidos".

“Por último, lo poco o mucho que logré se lo debo a mi familia; sin el aguante de ellos hubiera sido imposible: mi esposa, mis hijos, mis abuelos, mis papás, mis hermanos, mis tíos, mis primos y mis amigos. Gracias infinitas”.

Federico cuelga sus guantes después de haber jugado 519 partidos en Primera División, haberse consagrado con títulos de Liga, Copa, Campeones de CONCACAF, y haber jugado en competiciones internacionales como la Copa Libertadores y el Mundial de Clubes.